Comparsa por la libertad de Mario González

Las escuelas son prisiones,
presos son mis pensamientos
de sus dogmas sin opciones,
del silencio lo que siento.

Juglares del Asfalto

5 de mayo de 2014. El CCH-Naucalpan fue el punto de reunión para una colorida comparsa en apoyo a los presos del 2 de octubre que quedan en las cárceles, en particular Mario González García. Al acercarse al plantel se veía que los organizadores habían pegado muchos carteles alrededor y se escuchaban ya las consignas: ¡abajo los muros de las prisiones, que caigan los muros de las prisiones, tiremos los muros de las prisiones!

Mario González estudiaba en Naucalpan antes de ser detenido en camino a la marcha conmemorativa del 2 de octubre del 2013. Fue golpeado, torturado, encarcelado, se le negó el derecho a fianza y fue sentenciado a 5 años con 9 meses en prisión. Una de las metas específicas de la comparsa fue lograr que los estudiantes se enteraran de su situación.

En voz de uno de los manifestantes se escuchó: —Mario es preso por consigna de las autoridades universitarias. No tienen una sola prueba contra él. Solo las mentiras de seis policías. Lo que ellos quieren es callar las voces de las personas que luchan y de todas las personas que son conscientes, críticas, humanistas. Mario también tiene una historia de activismo en la FES Acatlán. Ahorita marchamos para allá para leer poesía y cantar.

El hombre seboso y trajeado que cuela en nuestra cama después de follarse al universo, después de follarse al universo viene a susurrarnos nana, su obsesión por nosotros, no descansan nunca, nos persigue en nuestros sueños con su disfraz de perro, de vendedor, de cura, de espiga de trigo, de pistola de bolsillo, de  disfraz de muerte, de disfraz de vida… [Fragmento del poema Capitalismo de Ana Pérez y leído por Hugo]

Los principales organizadores de la comparsa fueron previamente expulsados del CCH y criminalizados en la prensa por su activismo en apoyo a los derechos estudiantiles. Después de llevar a cabo un plantón afuera de la Rectoría de la UNAM para protestar contra su expulsión y contra el plan neoliberal de estudios, fueron detenidos con Mario antes de llegar  a la marcha, golpeados y encarcelados, bajo la falsa acusación de que lanzaron artefactos del camión en el que viajaban.  Al alegar falsamente que Mario era un “peligro para la sociedad” –aunque el delito de que le acusan es no grave–, Marcela Ángeles Arrieta, juez de consigna del Juzgado 19 de delitos no graves, le negó  el derecho de salir bajo caución por ser, según ella, una persona de alta peligrosidad. Los demás compañeros lograron salir después de pagar fianzas altísimas y ahora llevan procesos.

Un compañero, siempre solidario, que andaba con zancos y vestido de payaso, señaló: —Que vergüenza la falta de tolerancia de estas autoridades. Expulsan y criminalizan a sus propios estudiantes. En lugar de ofrecerles una educación humanista, son como carceleros en un reclusorio. Y los jueces, ¿por qué no encarcelan a los narcotraficantes, políticos, empresarios? que en realidad son un grave peligro para la sociedad. Con su saqueo de recursos, su destrucción del agua y la tierra, su violencia contra la gente… No puede ser que se ensañen con un joven que sólo defiende los derechos estudiantiles. No vamos a dejar de protestar hasta que nuestro compa Mario salga libre. Queremos libertad para todos nuestros compas detenidos por manifestarse.

Entrevistada, Irene Villegas explica que las autoridades del CCH-Naucalpan se han encargado de ocultar el caso de Mario y lo tachan de narcotraficante para desprestigiarlo. Comenta que hay un espacio en el colegio donde se reivindica la libertad de Mario, pero los compas son hostigados y es muy difícil realizar actividades:

—Nosotros somos expulsados. Hace un mes cuando fuimos a platicar con los compas sobre hacer actividades por los presos, hubo un operativo bien grande, con dos o tres camiones de granaderos de la policía estatal y municipal. Toda la entrada del plantel estaba rodeada. El día de hoy, hay solo dos patrullas, lo cual nos sorprende.

A decir verdad, dados los constantes encapsulamientos y hostigamientos policiacos en contra de las manifestaciones en apoyo a Mario González, a todos nos sorprendió la notable ausencia de agresiones contra la comparsa. —Tal vez no les conviene reprimir a la poesía —sugirió un compañero.

Durante la marcha a la FES Acatlán y en la explanada de la misma, la comparsa siguió con consignas como ¡Muerte al Estado, que viva la anarquía!, canciones de los Juglares de Asfalto, poesía de Mónica, Leonel, Hugo, Daniel y Cristian; y un cuento del Clon.

Irene dice que los hostigamientos no sólo se han realizado en contra de las marchas, sino también en contra del plantón que se sostuvo afuera del hospital carcelario de Tepepan durante tres meses como una muestra de apoyo para Mario durante y después de su huelga de hambre, que duró 58 días.

Se levantó con dificultad. No podía ver nada. Sentía en su pecho los aires de los espacios puros, donde el universo se sentía latiendo como un pedazo de estrella incandescente. Él sentía que podía tocar esa estrella. Cerró los ojos por un momento, recordó las barricadas, la sangre caliente que le salpicaba los ojos, pero ese recuerdo se quedó atrapado en una esquina oscura. El peso del silencio cayó sobre sus hombros. Su cuerpo suavemente como una hoja se desplomó en el suelo. El grato halago de vivir todavía lo hizo sonreír. Se vio a si mismo mirando las estrellas afuera; cómplice aún de los gritos de rabia, de las estructuras secretas de las retinas de vidrio. Sintió su pecho como esa estrella incandescente que no acaba de brillar en la noche que no acaba aún de nacer. [Fragmento de poema escrito y leído por Mónica]

En el plantón de Tepepan, los policías de investigación siempre andaban tomando fotos y amenazando a la gente solidaria, dice Irene. Además, catearon la casa de Leonel, revisando todos sus libros, cuadernos u pertenencias personales, y llevándose su computadora. —Yo de manera personal, sufrí una agresión por Internet, comenta. —Hay páginas que tienen mi nombre y mi foto. Hablan de que soy prostituta y vendo drogas. El espacio de facebook que yo tenía ha sido hackeado y ahora se usa para ofrecer droga y servicio de prostitución. Levanté una demanda al respecto.

¿Crees que la reciente salida de más presos del Reclusorio Norte pinta bien para Mario?

—Creo que él tiene buenas posibilidades. Tiene el recurso de un amparo. Su delito es no grave y esperamos que alcance una fianza. Hace dos o tres semanas tuvimos careos de los seis policías  con nuestros testigos, quienes se mantuvieron firmes  mientras los policías se volvieron a contradecir. Algunos dicen que no golpearon o agredieron a nadie, pero hay videos que muestran la manera en que torcieron el brazo de Mario. Con respecto a los artefactos, algunos dicen que fueron tirados del lado derecho del camión y otros del lado izquierdo. Algunos dicen que hubo 50 pasajeros en el camión, mientras otros dicen 10. Hasta la fecha no presentan los videos que solicitó el abogado de las calles donde pasó el autobús. No tienen evidencia del delito de que nos acusan.

Últimamente Mario está escribiendo mucho ¿verdad? Acabo de leer algo que escribió en apoyo a Atenco.

—Sí, Mario sigue teniendo bastante fortaleza en su situación. Es una persona que lucha por sus convicciones. Está resistiendo.

Te declararon la guerra arrancándote 5 años 9 meses de vida. Al hacerlo nos la declararon también a nosotros. Tú, ausente y nosotros ausentes de compasión. El fuego lloverá a torrentes sobre estas espurias cárceles en donde: El dinero es la panacea a toda agresión, penuria, dolor. En donde la libertad de caminar se doblega a dos metros cuadrados. La libertad de pensar, de crecer, se seguir luchando, esa no te la joderán ésos bastardos muros de miseria compacta. Tu rebeldía sabrá librar esos gigantes panópticos, vigilando, calificando, castigando. (Silencio…)… El rey sigue volando y ésta representación histrionisa de tortura social, colectiva, tortura calmada con drogas, tele, alcohol, placeres orgiásticos, para el rebaño perfectamente adoctrinado. Pero no, el Sistema tiene fallas y tenemos que encontrarlas. El Estado prevalece a costa de muerte, pobreza y miedo, pero descuida su espalda. Cree caminar seguro con pistola en mano, pero la pólvora nunca ha abandonado el combate, la rabia nunca ha cesado con los años, sino se ha fortalecido. El ardor, la tensión, la intensidad de nosotros camina cerca del explotador; cautelosa, fría silenciosa. [Fragmento de poema escrito y leído por Leonel]

mario

There is one comment

¿Qué opinas?