Hostiga el gobierno federal a Atenco por nuevas amenazas de despojo

Rosa María Medina Moreno, integrante del  Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, fue detenida ayer 28 de agosto mientras hacía deporte.  Cuatro sujetos la interceptaron y la trasladaron al penal en Texcoco, sin antes citarla a declarar ni permitirle defensa ante imputaciones legales.

Por tal motivo, un centenar de manifestantes, entre integrantes del FPDT, pobladores de San Salvador Atenco y de comunidades aledañas, realizó una marcha hoy hacia el penal Molino de Flores, en demanda de la liberación de la activista campesina.

Minutos antes de las 10:00 a.m., el contingente emprendió el camino a pie a través de la carretera y el poblado de Texcoco, enunciando palabras en favor de la liberación de su compañera.

Una vez afuera de la cárcel, los manifestantes se reunieron con la representación legal de Rosa, a quien el ayuntamiento municipal de Atenco de 2006 acusó por robo de vehículo, en específico de una ambulancia que fue utilizada por los atenquenses para trasladar a los heridos durante la represión del 3 de mayo.

Los integrantes del FPDT exigieron la liberación inmediata de Rosa Medina, pues consideran su detención como un acto de hostigamiento por parte del gobierno estatal ante las nuevas amenazas de despojo de sus tierras. Denuncian la intención de establecer una zona corporativa y un aeropuerto en el área, tal como el que se pretendió construir en contra de la voluntad de los pueblos en octubre de 2001 y que dio paso al surgimiento de la organización campesina:

“En 2013, después de 12 años de organización para proteger sus tierras y de solidaridad con otros movimientos sociales dignos y honestos, la gente de Atenco se enfrenta de nueva cuenta al plan del gobierno de construir un aeropuerto en su territorio. Ahora, los planes también incluyen proyectos de vivienda y una ubicación para el nuevo satélite de la Universidad Autónoma Metropolitana.”

Además de expresar su solidaridad con las luchas magisteriales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el D.F., así como con las policias comunitarias de Guerrero y Michoacán y su rechazo a la propuesta de reforma energética presentada por el ejecutivo federal, Ignacio del Valle anunció la instalación de un campamento permanente en el centro de San Salvador Atenco como parte de las acciones para lograr la liberación de Rosa Medina.

El abogado defensor, integrante del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, solicitó el apego al debido proceso. Desde aquel momento destacó que, pese a la causa penal 420/2012 (por la cual se giro una orden de aprehensión en contra de la activista) contiene agravantes como el robo con violencia, también había elementos suficientes para pensar que la compañera Rosa María recibiría a la brevedad el auto de libertad, pues no existen indicios para imputarle el delito del cual se le acusa.

Alrededor de las 7:00 p.m., tras varias horas de finalizada la manifestación, Rosa Medina fue liberada.

 

Texto y fotografías: Aldo Santiago

 

Fuentes:

¿Qué opinas?