Luchan comuneros de San Juan Nuevo Parangarícutiro contra las extorsiones y las cuotas del crímen organizado

Fotografía: Juan José Estrada Serafín

Comuneros de este municipio de la Meseta Purépecha pusieron un alto al cobro de cuotas y extorsiones motivo que detonó la confirmación de una guardia comunitaria en dicha comunidad indígena, a la cual se han sumado los policías municipales y elementos de transito municipal, que desde el pasado martes se encuentra a cargo de la autodefensa de las constantes amenazas del crimen organizado.

En un recorrido realizado recientemente, se advierte que en la comunidad todas las actividades transcurren con normalidad en los comercios, las escuelas y en el área pública, sin embargo ahora los pobladores se muestran más seguros, aunque argumentan que el miedo a que integrantes del crimen organizado -según rumores de los habitantes se están preparando para hacer un ataque a los comuneros- se presenten para intentar recuperar el control de la comunidad.

El pasado martes las campanas se hicieron sonar y esa fue la señal para que los pobladores establecieran los retenes, esto de acuerdo a una acuerdo de la asamblea comunal, los habitantes de este municipio decidieron poner un alto a la ola de extorciones y cobro de cuotas, realizaron barricadas en cada una de las entradas y salidas de la población,  tanto en la salida a Tancítaro como en la correspondiente a Uruapan.

En entrevista para SubVersiones, comentaron “nuestra lucha que han emprendido los habitantes de San juan Nuevo es muy diferente que la que comenzó hace dos años la comunidad de Cherán, ya que los habitantes de este municipio, San Juan Nuevo, existe otro tipo de economía, ya que las extorciones afectaban directamente a la gente que tiene más ingresos, no como en el caso de Cherán que su lucha era por beneficio común, aquí en San Juan la delincuencia organizada quería subir las cuotas que venían cobrando desde hace muchos años y los huerteros y comerciantes dijeron un ya basta”.

A esta acción se sumaron los policías municipales, quienes ahora portan en las patrullas un distintivo que los identifica como “policías comunitarios” y las personas que participan traen consigo machetes, palos y escopetas.

En los puestos las diferentes barricadas que han instalado dentro de la comunidad hay hombres con rostros tapados quienes están revisando a cada vehículo que sale y entra a la población para tener un control y de esta forma brindar seguridad a sus familias, en estas barricadas participan jóvenes, ancianos y hombres de mediana edad, algunos con escopetas y las armas que tenia la policía municipal, quien ahora brinda su propia autodefensa en contra del crimen organizado.

Fotografía: Juan José Estrada Serafín

San Juan Nuevo, a pesar de haber creado su policía comunitaria y de estar cuidando sus accesos  a la población, esta buscando que la vida de la población actué con normalidad al no afectar al turismo, no se percibe que el movimiento que emprende la comunidad afecte su economía,  aparentemente los negocios siguen abiertos con los filtros que los comuneros han creado para poder identificar a personas que la comunidad los considera como indeseables.

La comunidad de San Juan Nuevo tiene 5 filtros de seguridad en diferentes puntos del pueblo, la policía comunitaria están realizando rondines de vigilancia dentro de la comunidad y los limites de la misma para detectar a personas indeseables y que puedan causar daños a los comuneros, el transito dentro de la población sigue fluyendo  y el turismo esta entrando y saliendo sin mayores complicaciones.

La policía municipal esta guardando el orden, permanecen solo los que son de la comunidad, quienes venían de otras comunidades, tuvieron que irse a sus lugares de origen, esto por la seguridad de los mismos. Argumentaron los habitantes de la comunidad que la lucha que acaba de emprender la comunidad es en contra de las extorsiones y el cobro de cuotas -que iban subir de precio- y que optaron por cerrar sus entradas para no seguir pagando las cuotas y seguir sufriendo las extorciones que estaban a la orden del día. Señalaron que, a pesar de que el gobierno del estado sabía de la situación que estaba atravesando el municipio, nunca actuaron y que eso trajo como consecuencia que la misma comunidad por decisión de la asamblea comunal decidiera hacerle frente a esta situación de inseguridad que se sufre.

Cabe señalar que, la tarde de este jueves, la problemática se estaba exponiendo a funcionarios de la secretaria de gobernación pero hasta ahora se reservan el derecho de dar alguna información de los avances que se han logrado para tratar de resolver el problema de inseguridad que se esta viviendo en este municipio.

Fotografía: Juan José Estrada Serafín

 

Por Juan José Estrada Serafín

 

 

¿Qué opinas?