Viajeros en 8 estampas

 

¿Cómo tocar una piel sin necesidad del tacto?, ¿cómo alterar el corazón sin un sonido, sin una palabra?, ¿evocar recuerdos, sensaciones? y ¿experimentar con los ojos y con el cuerpo sino es a través del arte y sus distintas expresiones?

 

El arte en todas sus dimensiones logra traspasar las corazas humanas, esos escudos infranqueables con los que nos protegemos frente a tanta realidad y cuyo rostro de apatía, enfado o indiferencia nos hace mirar hacia otro lado. El canto, el teatro, la poesía, los grabados, entre tantas manifestaciones artísticas, tocan hasta el lugar  más sensible de nuestro ser: las entrañas, el corazón, la sangre, nuestras pasiones. Y consiguen lo que muchas veces pareciera imposible, conmover y movilizar, sembrar la empatía, el reconocimiento.

Es así como el pasado jueves 7 de febrero el movimiento social de artistas, Migrantes Frontera Sur a través de dos de sus integrantes presentó el proyecto “Visitantes” iniciando con una mesa de discusión sobre su trabajo y la relación con el tema migratorio. Es importante decir que varios de los integrantes de este colectivo artístico son originarios de otros países, por lo que  hay un trabajo desde la experiencia propia que nutre  con una multiculturalidad de pensamientos y formas creativas.

Migrantes Frontera Sur es una plataforma que se fundó en el año 2007, desde entonces ha abordado la situación de los migrantes de manera colectiva e individual desde ya hace tiempo, además de que desarrollan procesos de documentación, experimentación y de producción artística comprometidos en torno a estas historias. Además, MFS considera importante incidir  a partir de sumarse a las acciones de organizaciones civiles en defensa de los migrantes y particularmente con los espacios de ayuda humanitaria como son los albergues de acogida.

Luis Ricaurte, colombiano nacionalizado mexicano y Cristian Pineda Flores juchiteco residiendo en la ciudad de México amenizaron un espacio para compartir sobre la nueva técnica que presentan en los 8 grabados, el grabado con láser. La charla que inicio cerca de las 20 horas fue desde lo experimental hasta transportarnos hacia las propias historias de vida, del recorrido de ellos pero así también anécdotas como la de Luis, quién mencionó que en alguna ocasión una de sus exposiciones fue hacia los Estados Unidos a modo de “viajeras” hasta reunirlas por completo.

El trabajo de esta ocasión -comenta Cristian- tiene la intención de presentar la carpeta que se llama Visitantes la cuál se divide en dos partes y viene a ser una nueva aportación a la gráfica mexicana, ya que no existe una carpeta con este nuevo tipo de técnica experimental: aluminografía. Lo otro es la participación colectiva de los 8 artistas: Alejandro Pérez Cruz, Alejandro Santiago, Betsabe Romero, Cristian Pineda Flores, Demian Flores, Dr. Lakra , Luis Ricaurte y Oscar de las Flores.

En entrevista con Cristian Pineda se puede confirmar su compromiso y el grado de importancia que tiene para él la situación de los migrantes, como lo mira, que le mueve, lo que siente respecto a la situación actual, pasada, futura y la apreciación del relevante papel que juegan como personas que viajan, que se mueven, que van, vienen, retornan, son expulsadas. “Por eso es que existen términos como interculturalidad, porque el ser humano no es tan solo el obrero que va a dar la mano de obra a estos lugares como Estados Unidos, es también un portador de la cultura en toda su expresión, la hace el mismo”.

Cristian medita cada palabra, hace pausas, reflexiona sobre la importancia del arte para incidir y visibilizar todas las prácticas contrarias a una visión del respeto o la dignidad del ser humano, el dar sentido y ponerlo en una perspectiva mucho más digna para la sociedad en cuestión. Comenta sobre la situación en su natal Istmo de Tehuantepec y su interés es honesto a la hora de expresar sus pensamientos; sabe que las comunidades históricamente han sido desplazadas y que hoy en día hay una enorme resistencia frente a los proyectos capitalistas y expresa su total respeto por estos pueblos, que también son él.

Como conclusión de nuestra breve charla define la importancia que tiene el poder actuar en consecuencia desde cualquier trinchera: “Creo que perdería sentido el trabajo si dejo de vivir y experimentar mi creación o mi arte a partir de solo mi imaginación creo que debemos de tener esa conciencia de hablar de lo que hoy estamos viviendo, porque hoy es donde estamos haciendo la historia realmente. Es donde podemos sino cambiarla sumarnos a un cambio que están haciendo muchas gentes, los artistas no somos un grupo especial, somos una herramienta para sumarnos a causas mucho más justas”.

Por Lucero Mendizábal

 

** El sitio que alberga la exposición es la Galería Cultura Colectiva un espacio nuevo para propuestas de arte emergente y que muestren procesos con temáticas sociales. Se encuentra en la colonia Roma, en la calle Chiapas, 186.

 

¿Qué opinas?