Cherán, herido nuevamente

El día domingo 8 de julio del presente año, los comuneros Urbano Macías Rafael, de 44 años, y José Guadalupe Gerónimo Velázquez, de 38 años, fueron secuestrados por integrantes del crimen organizado en el municipio de Cherán, en un paraje conocido como “Karichero”, a donde fueron a realizar trabajos de pastoreo.

Laura Sánchez Salto, esposa de José Guadalupe señaló que su esposo se fue con el compañero Urbano Tomás a las 7 a.m. Posteriormente a las 9.30 a.m llamaron para decir que estaban llegando por la zona y que estaban “los racheros” y “los sobrinos de Chava”, denominaciones que se aplican a los integrantes de la delincuencia organizada. Después de eso se cortó la llamada, sus esposas intentaron marcarles varias veces  sin ninguna respuesta. Desde de esta llamada siguieron sin noticias de ellos.

Lourdes Tomas señaló ese mismo domingo la desaparición de los comuneros ante las oficinas locales del Ministerio Público, pero la única respuesta que obtuvo fue que las autoridades no podían recibir su denuncia ni tampoco buscarlos porque era “muy tarde”.

Don José Trinidad, integrante del Consejo Mayor, exigió este martes en conferencia de prensa en CENCOS (Centro Nacional de Comunicación Social, A.C.), la intervención de las autoridades estatales y federales para encontrar con vida a los comuneros desaparecidos: “es responsabilidad de los gobiernos la vida de nuestros compañeros, si aparecen sin vida, ellos serán los responsables porque no actuaron hoy y no han querido actuar nunca para enfrentar a esos grupos de delincuencia”.

Por su parte, Salvador Campanur, de la Comisión de Diálogo de la Comunidad de Chéran, recordó que la “autodefensa” constituía un derecho de la comunidad y —sobre todo— una necesidad para resistir los embates de la delincuencia organizada en un contexto de abandono por parte de las autoridades estatales y federales: “el pueblo ha resistido y se ha defendido durante todo este tiempo, pero también podemos actuar para que se respeten nuestros derechos de cualquier forma en que sea posible, con nuestro sistema tradicional pero exigiendo respeto”.

El abogado David Peña, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, señaló que “van 13 compañeros  agredidos, 6 de ellos desaparecidos y 7 asesinados, todos ellos con denuncias ante el Ministerio Público estatal y ante la propria Procuraduría General de la República, y ninguno de ellos ha sido resuelto, por lo que el mensaje que se manda es de total impunidad y de permisividad”.

La comunidad de Chéran, a través de una petición, pidió al gobierno “una intervención inmediata para desmantelar a los grupos de civiles armados que operan en la zona y particularmente en algunos rancherías cercanas a Chéran para implantar un sistema de seguridad”. Al final las autoridades del Consejo Mayor de Cherán señalaron:

Si las autoridades no nos responden bien y con acciones el día de hoy, llevaremos esa respuesta a nuestro pueblo y en asambleas se determinará que hacer en los próximos días, y si se decidiera hacer frente a los grupos de manera directa así lo haremos, la autodefensa es un recurso que tenemos, quizá el último, y que no hemos querido usar, pero si ese es el precio… lo pagaremos

Y ocurrió la tragedia

Esa misma tarde, tras la conferencia de prensa, los comuneros de Chéran encontraron los cuerpos sin vida de los dos desaparecidos, Urbano Macías Rafael y José Guadalupe Gerónimo Velázquez. Los cuerpos estarán llegando a Cherán aproximadamente a las 6 de la mañana de este miércoles 11 de julio, para llevar a cabo una ceremonia fúnebre p’urhépecha.


Los videos son cortesía de Juan José Estrada Serafín, corresponsal en La Meseta P’urhépecha

Compartimos el dolor y la indignación de la comunidad de Cherán.
Extendemos un llamado a todas las organizaciones nacionales e internacionales a manifestar su apoyo y a seguir pendientes de las acciones que decida tomar la comunidad ante la ineficiencia de las autoridades estatales y federales.


Agencia Autónoma de Comunicación (AAC)

There is one comment

  1. maria guadalupe sanchez corona

    Me duele saber que sigue la indeferencia de este gobierno vengativo hacia las comunidades que han demostrado dignidad y valentía por defender a la madre tierra, ellos no pueden entender que esta tierra se defiende porque es la vida, identidad y pertenencia de un mundo compartido, libre y con esperanza.
    Asistí el año pasado, cuando habían matado a otros dos comuneros, fui testigo de como la mujeres se organizaron en las fogatas que el miedo no las paralizó, contaba una maestra: cuando: regresaba de mi trabajo y veía pasar los camiones llenos de madera, matando a nuestros árboles, viendo correr a los animalitos que eran despojados de su habitat, me preguntaba ¿ y qué no podemos hacer algo? y la respuesta fue sí y empezó la organización. Esto es lo que no les perdonan los autoritarios.
    La lucha no es fácil, dicen que es permanente y duele pero hay espeanza, que no nos arrebaten tambíen nuestras utopías por lograr un mundo mejor. En México está lloviendo dolor pero saldrá el arco iris que una a todxs lxs mexicanxs. Un abrazo grande y fuerte para todxs .

¿Qué opinas?