“Abajo los muros”: Primer Festival Audiovisual Libertario

En el marco del décimo aniversario de la Cruz Negra Anarquista de México (CNA), desde el sábado 23 y hasta el sábado 31 de mayo, se lleva a cabo el 1er Festival Audiovisual Libertario «Abajo los muros» en distintas sedes de la Ciudad de México y de la zona conurbada. La CNA de México es un espacio que desde mayo del 2014 coordina trabajos en apoyo a presos de distinta índole y que propugna la abolición del sistema penitenciario.

El siguiente trabajo basado en un poema, es parte del material exhibido en el Festival

Motivos (México, 2014)
Mujer: Aura González Salazar | Hombre: Sebastián González Rivas
Dirección: Jorge Luis Linares Martínez | Fotografía: Sandra Luz López Barroso
Edición y poema: Mónica Ortega Sánchez

Procesos llenos de irregularidades, como el de los anarquistas Mario González, Carlos López, Amélie Trudeau y Fallon Rouiller, así como el hostigamiento hacia grupos e individuos anarquistas parece no tener fin. En una época en la que el Estado mexicano ha dedicado esfuerzos notables por eliminar todo rastro de disidencia,  proyectos como el de la CNA se vuelven esenciales para construir una sociedad más justa.

Cartel del Festival Audio Visual «Abajo los Muros»

Cartel del Festival Audio Visual «Abajo los Muros»

M o t i v o s

Mónica Ortega Sánchez

A Leonel

En este mundo,

la realidad se escapa

como un arroyo.

Soñamos:

-la creación,

-un acto de amor,

seguimos un derrumbe:

UNA 

C

A

Í

D

A

Sin saber

¿Por qué?

 

sin poder

perforar

las paredes

de nuestras propias cárceles…

 

Jugamos

con

la

imaginación,

creamos quemantes-ejes (invisibles),

golpeamos la realidad,

(lo normal)

que nos es incómodo.

 

Acaricio tu piel,

juego cerca;

a tu lado.

Aún me queda esperanza,

¿la escuchas?

está conmigo.

 

C

A

E

M

O

S:

 

Hacemos colores nuevos,

reflejamos secretos;

universos externos,

combatimos

aunque sea sin música

y tal vez

sin testigos.

 

Todo

se agitará

en el momento

necesario de huir,

de correr juntos

tras arrojar una trasparente piedra,

una cristalina botella.

 

Mano a mano,

con la presión

de destruir

el límite

que no nos permite existir.

 

¿Qué opinas?