Destrucción a cielo abierto en San Luis Potosí

Esta publicación forma parte del proceso de documentación realizado por la Caravana Climática, una gira de acción por América Latina que busca recolectar historias de pueblos que luchan en defensa de la tierra y por justicia climática mientras se dirige hacia la vigésima Conferencia de las Partes de la ONU a realizarse en diciembre en Lima, Perú.

____

En 2007 Minera San Xavier, subsidiaria de New Gold, comenzó las extracciones de oro y plata en el Cerro de San Pedro. En sólo siete años el otrora símbolo de la fundación de San Luis Potosí desapareció de la faz de la tierra. En su lugar yace un inmenso tajo de desechos, producto de la detonación de 25 toneladas de explosivos y la mezcla de agua con 16 toneladas de cianuro; procesos que se repiten diariamente permitiendo la devastación del lugar y la contaminación de los mantos freáticos de los que subsisten un millón 200 mil pobladores a tan sólo 18 km de distancia, en la capital del estado.

Poco importó el esfuerzo que desde la década de los noventas emprendieron ciudadanos contra la operación de la mina, pues en 15 años de lucha y con más de 30 recursos jurídicos contra la empresa –incluidas la revocación de permisos ambientales por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa en 2004, entre otros– los trabajos de extracción han operado en la ilegalidad, cobijados por la corrupción de la administración del ex presidente Vicente Fox y el ex gobernador Marcelo de los Santos (inhabilitado en 2013 por 20 años para ocupar cargos públicos) quienes desacataron las órdenes judiciales y extendieron un espurio permiso de explotación en abril de 2006.

Incongruencia. La zona declarada desde 1993 “reserva para la restauración de la vida silvestre” yace devastada

Incongruencia. La zona declarada desde 1993 Reserva para la Restauración de la Vida Silvestre, yace devastada

Aún cuando la comisión nacional del agua establecía una veda desde los años 60 del siglo pasado y a pesar de que la zona representa un fuerte estrés hídrico, las autoridades responsables han permitido la contaminación diaria de 32 millones de litros de agua. El resultado es una gigantesca montaña con cianuro en sus entrañas que ocupa casi 100 hectáreas a una altura de más de 50 metros, además de los jales mineros en su alrededor que liberan toneladas de sulfuros los cuales combinados con la lluvia destruyen toda vida orgánica a su paso. Minera San Xavier ha matado toda la vida en un radio mayor a mil hectáreas. Y aunque en marzo de 2014 anunció inesperadamente el cierre de la mina, el daño es irreversible.

Otra de las mentiras es el supuesto desarrollo para la comunidad pues la minera San Xavier sólo genera 246 empleos y muchas de las plazas las ocupan gente que no son de la región. Las comunidades viven peor que antes pues se han presentado enfermedades que antes no padecían sobre todo pulmonares, hepáticos y por diabetes entre otros males pues como consecuencia de dinamitar las montañas se liberan metales como arsénico, plomo, cadmio con los cuales interactúan diariamente los potosinos del valle del San Luis Potosí.

En México se han otorgado 26 mil 43 concesiones mineras; esto se traduce para explotar más de 51 millones de hectáreas. Trasnacionales canadienses son las principales beneficiarias de las concesiones otorgadas principalmente por la secretaría de economía quien a través de ley minera vigente priorizan las actividades extractivas sobre los derechos humanos de las poblaciones afectadas por dichos trabajos.

El agua que consume Minera San Xavier durante sus procesos sería suficiente para dotar a 300 mil personas con cien litros diarios. Los pozos cercanos a Cerro de San Pedro contienen trazas de cianuro y ha sido demostrado por la misma conagua en estudios publicados en el congreso local. A un costado de la iglesia de San Nicolás corría un arroyo el cual fue desecado desde inicios de la actividad minera. Actualmente el pueblo esta en su mayoría despoblado.

There is one comment

¿Qué opinas?