Xochicuautla: «La decisión está tomada, la autopista a la chingada»

Como parte de los acuerdos tomados durante la cátedra Tata Juan Chávez Alonso, realizada en el Centro Indígena de Capacitación Integral (CIDECI-Unitierra) de San Cristóbal de las Casas, Chiapas; los días 22 y 23 del pasado mes de marzo, el Congreso Nacional Indígena (CNI) región centro-sur, sesionó en la comunidad otomí de San Francisco Xochicuautla, municipio de Lerma, Estado de México. Se decidió que la reunión fuera ahí debido a la necesidad de apoyo que tiene esta comunidad para detener un megaproyecto carretero: la autopista Naucalpan-Toluca que amenaza con destruir el bosque otomí-mexica y dejar sin tierras a los pobladores originarios de Xochicuautla.

El sábado 22 se inició la sesión con una ceremonia, posteriormente la plenaria se dividió en cuatro espacios de trabajo con los temas de: 1)Cuestión agraria, tierra y territorio, 2)Megaproyectos de muerte, 3)Cultura y autonomía y 4)reformas estructurales. El domingo 23 de marzo, segundo día de trabajo, se virtieron propuestas y planes de acción para hacer frente a las problemáticas discutidas.

En la mesa sobre cuestión agraria se resaltó la necesidad de fortalecer la organización comunitaria. Para lo anterior se consideró importante la transmisión a los niños del amor a la tierra, el trabajo conjunto con los avecindados (no propietarios), la atención a la defensa jurídica, el fortalecimiento de las alianzas regionales -dado que los proyectos que se quieren imponer afectan a miles- y la realización de talleres informativos sobre los bienes comunes naturales y la importancia de la intervención del pueblo para defenderlos.

Las y los participantes concordaron en que la acción del pueblo tiene que acompañar la acción jurídica y que urge mejorar la estrategia de comunicación entre los pueblos. Se propuso hacer un llamado a la gente para que no vendan la tierra, dialogar con argumentos en sesiones especiales sobre el tema jurídico-agrario ya que -se dijo- el hecho de que la población desconozca la ley es lo que permite que las autoridades la manipulen. Se pidió estudiar la posibilidad de abrir el espectro de los amparos interpuestos, de los agrarios a los ambientales y colectivos, así como generar un ambiente de apertura entre profesionales que puedan coadyuvar en la lucha popular.

Se denunció que las empresas “compran” a los comisarios y que el Estado manipula las asambleas mediante sobornos y haciendo uso de la fuerza pública, atemorizando y agrediendo a los habitantes, para así imponer sus intereses. Los participantes concordaron en que estos hechos demuestran que empresas y gobierno son los que violan la ley y que hay que obligarlos a que vuelvan al estado de derecho.

Un asistente comentó que Xochicuautla necesita ver apoyo para no sentir miedo; que se sabe que hay presos y a veces no se hacen más acciones por evitar que haya más. Consideró que hay que proceder con cuidado pero sin temor, y con conciencia de que la posibilidad de encarcelamiento existe, pero que eso no parará la lucha.

En esta comunidad la población es de más de cinco mil habitantes, de los cuales, sólo 442 son comuneros reconocidos. A ellos se les ha intentado comprar con un soborno de 40 mil pesos a cada uno para que aprueben el proyecto carretero en asamblea comunal. Ante esta situación, se manifestó que la gente no está de acuerdo en que únicamente los comuneros sean los que tienen el poder de decidir la aprobación o desaprobación de un megaproyecto que traerá enormes repercusiones no sólo para Xochicuautla sino para muchos pueblos que se abastecen del agua que se concentra en la región, así como para el bosque otomí-mexica lugar sagrado que sería devastado en una extensión de 21 kilómetros a lo ancho de 100 metros. Aún con tal medida de exclusión popular para la toma de decisiones, y tras 13 asambleas comunales, la propuesta de construcción de la autopista Naucalpan-Toluca no ha sido aprobada por mayoría ni una sola vez. De los 442 comuneros, 105 han cedido a las presiones y sobornos que la empresa Autovan -que tiene la concesión del proyecto- junto con funcionarios de los distintos órdenes de gobierno, ha ejercido sobre ellos. Una de las reflexiones reiteradas fue que mucha gente no tiene conciencia de la gravedad de las consecuencias que enfrentarían si se aprobara el proyecto, entre las que primeramente se encuentran la pérdida de la tierra para muchas familias y del agua para miles de habitantes.

En este momento Xochicuautla se encuentra en estado de alerta ya que, el día de hoy, lunes 14 del abril, está convocada la asamblea para elección de comisario y autoridades comunales -se hacen dos vueltas, la primera atiende a los usos y costumbres mientras la segunda a la ley agraria-. El peligro radica en que, como ya se mencionó, el gobierno y las personas con intereses particulares sobre el territorio buscan imponer en esos cargos públicos a personas que les respondan a ellos y no a la población que se supone tendrían que representar. La dinámica par las elecciones es que en la primera vuelta la votación es abierta para toda la población, para que entre todos elijan las planillas de candidatos -divididas en dos triadas de presidente, secretario y tesorero, una para la sección comunal y otra para el consejo de vigilancia- que en la segunda vuelta son votadas solamente por los comuneros. Ya en otras ocasiones, las autoridades han enviado grupos de granaderos para evitar que la población entre a la asamblea y queden los candidatos que no respondieron a sus sobornos. Dadas estas condiciones, varios asistentes propusieron al CNI que, para la segunda vuelta de estas próximas elecciones, se haga un cordón de paz de observadores para salvaguardar la legitimidad y la seguridad de las elecciones, así como una conferencia de prensa con medios solidarios que den a conocer el desarrollo de la jornada y documenten cualquier intento de intimidación, coerción, abuso, agresión o imposición de candidatos a la población.

La población que defiende el bosque otomí-mexica y el derecho a la tierra para los habitantes de Xochicuautla y otras comunidades formó el Frente de pueblos indígenas en defensa de la madre tierra, que incluye gente de los estados de Morelos, Puebla, Estado de México, Distrito Federal y Tlaxcala. Durante la sesión se recalcó que es necesario hacer valer la autonomía en los hechos, recuperar y ejercer los Acuerdos de San Andrés sin pedir permiso para ello, ya que es el derecho de los pueblos. “Ya basta de que el gobierno imponga sus criterios”, fue la voz que se repetía en uno y otro punto de la congregación.

Atendiendo la lógica de no caer en el juego de división que busca generar el gobierno entre la población, se lanzó la propuesta de hacer un volante en el que se pidiera a los comuneros que aceptaron los 40 mil pesos, que a pesar de ello, votaran por los candidatos que defienden el territorio. Surgieron más ideas: realizar un evento cultural con música, tomar la plaza pública, invitar a especialistas en la materia a dar pláticas, visitar casa por casa, ir con los comuneros -que no se encontraban presentes- a hablar del trabajo jornalero, de ponderar el interés por la tierra por encima del interés económico, de la conciencia de clase y de propiedad.

Por su parte, Esther Goujon Campos, abogada solidaria que interpuso el amparo contra la carretera en Xochicuautla y que también lleva los casos de Xalatlaco, Lerma, San Francisco Ayotusco y Santa Cruz Ayotusco, entre otros, comentó que es muy importante conocer la ley para oponerse con fundamentos cuando el gobierno la viola, y para hacer respetar los usos y costumbres; hizo un llamado a realizar acciones políticas a la par de continuar con la defensa jurídica como estrategia de lucha para una defensa integral de la tierra y el territorio.

Llegado el tiempo de concluir los trabajos por mesa, se comenzaron a escuchar, aquí y allá, enérgicas consignas a manera de cierre: ¡Xochi no se vende, se ama y se defiende!, ¡Zapata vive, la lucha sigue!

En entrevista para SubVersiones, David, integrante del Frente juvenil de Xochicuautla, Hijos del maíz, nos compartió su visión sobre la situación de su comunidad. Nos comentó que en Xochicuautla hay dos tipos de tierras: comunales y propiedad privada; en propiedad comunal se encuentra en vigor un amparo gracias al que los trabajos de la autopista no pueden avanzar, pero sobre la propiedad privada el gobernador Eruviel Ávila emitió un decreto de expropiación violando los derechos de los dueños de dichas tierras. El frente juvenil se formó en  mayo del 2013 a raíz de la detención de 14 compañeros que se opusieron a la entrada de las máquinas de Autovan a su tierra, acto por el que la policía estatal se los llevó detenidos argumentando que la tierra ya le pertenecía a Autovan. Gracias a la presión que ejerció la comunidad y varias organizaciones, los detenidos fueron liberados al tercer día. –Las máquinas siguen trabajando sobre esas tierras, algunas por la expropiación y algunas porque hay gente que no valora sus tierras y la vendieron. –Comenta.

Mencionó que “el Frente” busca apoyar a la comunidad haciendo diferentes actos culturales como obras de teatro, cine, títeres, folletos informativos y mediante el acercamiento a las personas, incluso si están a favor de la carretera, para concientizar sobre la importancia y el valor del bosque que poseen en su territorio. Nos contó que apoyan para difundir y enlazar diferentes luchas con la de ellos. –Platicamos con la gente para que retome la importancia de la tierra, del sustento. –Dijo que en un futuro cercano planean realizar  actividades deportivas en el bosque para que la gente valore y conozca el valor del bosque y la capacidad que tiene para alimentarlos de agua.

El objetivo a corto plazo de la lucha contra la carretera, según nos comentó, es ganar el comisariado de Xochicuautla, para lo cual el Concejo Supremo  Indígena de Xochicuautla ha trabajado con los comuneros, incluso con los que aceptaron el dinero del gobierno para que aún así voten por la gente que va a defender su tierra. Aceptó que hay miedo, pero su voz retomó el tono firme al decirnos que a veces el coraje vence al miedo, porque este movimiento pacífico, cultural y de conciencia es para que se haga no lo que unos cuantos digan sino para que la comunidad levante la voz y la asamblea sea, como dicen sus usos y costumbres, la mayor autoridad en la comunidad.

Sobre el estado de la cuestión, el doctor Jaime Vargas González, exdelegado de Xochicuautla y miembro del Consejo Supremo Indígena nos comentó que  la expropiación de la propiedad privada no fue conforme la ley lo dicta y que las autoridades corrompidas están esperando un presupuesto de 800 mil pesos, que el gobierno entrega para sustentabilidad de los bosques, para usarlo comprando los votos de los comuneros. Comentó que el peligro no es sólo la desaparición del bosque sino de toda una cultura, que lo único que la gente pide es respeto a todos los mexicanos y a la Constitución.  Señaló como responsables a los ex-representantes Mario Villavicencio, a Autovan, a SEMARNAT, a la PROFEPA y a los distintos niveles de gobierno. También compartió que es necesario reconocer que el concepto de pobreza está manipulado ya que los pueblos son ricos en cuanto a las tierras y posibilidades de autosustento, crianza de animales, producción alimentaria.

De nuevo en la plenaria, algunas de las conclusiones y propuestas de las mesas de discusión fueron:

Mesa de efectos socio-ambientales de los megaproyectos de muerte

  • Realizar una campaña contra los megaproyectos de muerte y por la vida, para saber qué proyectos están afectando qué zonas y qué efectos están teniendo en las poblaciones indígenas del país. Los ejes de la campaña serían el de la conciencia y la comunicación.
  • La creación de un blog del CNI a nivel regional donde las luchas de los estados integranets puedan estar enteradas de cuál es la situación, lanzar convocatorias, compartir experiencias y continuar con el diálogo que ya existe.
  • Un mapeo desde los pueblos, y una antropología desde los pueblos para que reivindiquen sus costumbres, sus sitios sagrados, sus rutas de peregrinación, sus sitios arqueológicos ancestrales y contrarrestrar el discurso del gobierno. Un mapa desde abajo en el que los pueblos se reconozcan y puedan decir cuales son sus geografías populares y cuáles son los esfuerzos que están haciendo para resistir a estos megaproyectos.
  • Hacer una lista con perfiles completos de los compañeros presos por participar en las luchas medioambientales en su territorio, para saber claramente quién es y por qué esta preso.
  • Campaña de denuncia los criminales que están agrediendo a las comunidades, ponerles nombre y apellido, como por ejemplo en el caso de la autopista Naucalpan-Toluca, el responsable es Armando Hinojosa Cantú de la empresa Autovan. Una campaña de “SE BUSCA” por crímenes en contra de los pueblos, ya sean personas de los gobiernos municipales, de la policía, de los “orejas”, etc; saber quiénes son y qué métodos están usando para reprimir y hacer un señalamiento público.
  • Como no basta resistir, hay que pensar cuales son las alternativas frente a los megaproyectos, concebir formas de existir que permitan no pensar en vender la tierra, alternativas de trabajo, de vida, para que la gente no tenga que estar aceptando estos megaproyectos.
  • Intercambio de saberes, intercambio de semillas, sesiones de trueque entre los pueblos, cooperativas productivas. Comunicar esfuerzos existentes y tejer redes de comercio alternativo.
  • Devolver la invitación a los compas zapatistas y tomarles la palabra sobre la cátedra caminante tata Juan Chávez Alonso, decirles vamos a caminar, que la palabra de los pueblos empiece a hacerse unos recorridos por el país con toda la voz que se está juntando en estas sesiones del CNI, empezar a plantear la idea de hacer caravanas con toda esta información para empezar a compartir con los pueblos a los que todavía no les han implementado un megaproyecto pero que ya tienen concesiones mineras, hidroeléctricas o planes para hacerles carreteras

Mesa sobre  situación agraria, tierra y territorio

  • Elaboración de la declaración de Xochicuautla y que sea suscrita por las y los compañeros representantes de las diversas comunidades presentes.
  • Declarar a nuestros territorios libres de megaproyectos, fortalecer organización comunitaria que incluya a los avecindados a involucrarse en la conciencia y en la defensa del territorio, no verlos como invasores sino como apoyo y actores de esta resistencia y lucha aún sin poseer tierras propias.
  • Convocatoria y conformación de un grupo de abogados con ética en materia agraria, ambiental y penal pata consolidar un equipo de cabecera del CNI, incluir a expertos en diferentes materias para conformar un equipo multidisciplinario para una óptima y eficaz defensa del territorio.
  • En el caso de San Francisco Xochicuautla elaborar un plan de acción con respecto a la elección del comisariado de bienes comunales que incluya la difusión de la problemática, información veraz y estrategia de seguridad.
  • Conferencia de prensa previa a la elección por parte de las diversas comunidades para exigir que no haya intromisión de ajenos ni autoridades represivas en el proceso de la elección.
  • Cinturón de paz en la primera elección pública.
  • Llamado a que sólo se conforme una planilla y llevar a cabo una campaña de difusión para denunciar que el megaproyecto de esa carretera no es de interés público, así como evidenciar a las empresas constructoras y sus vínculos con Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila, entre otros.

Antes de la comida, una comitiva del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco (FPDT) tomó la palabra. Recordaron que los trabajos del CNI son una cuestión de compromiso frente a una guerra que se asume y enfrenta. Posteriormente, en un acto de solidaridad y compañerismo, hicieron entrega de varios machetes -símbolo de resistencia y de la dignidad de los pueblos, herramienta de trabajo y de lucha- a diferentes representantes de los pueblos asistentes, empezando por los anfitriones: el Consejo Supremo Indígena de Xochicuautla; también a algunos compañeros de colectivos solidarios; participantes destacados como Octavio Rosas Landa en representación de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANNA), quien mencionó que es un motivo de esperanza volver a estar en una reunión del CNI, ya que es un referente del que se han tomado muchas enseñanzas y  que para la ANAA la lucha de los pueblos indígenas es la lucha más importante del país; por último se reconoció a la abogada Esther Goujon, que lleva el amparo de Xochicuautla frente al megaproyecto carretero, quien mencionó que la lucha del pueblo de Xochicuautla es una lucha de toda la ciudadanía, debido a la recarga de los mantos acuíferos que se da en esta zona. Dijo que en esa zona nacen ríos muy importantes como el río Lerma que llega hasta el océano Pacífico y que millones de personas dependen de la lucha por el agua que se libra en ese lugar. Recibió el reconocimiento en nombre de todos los profesionistas que en su corazón saben que es necesario poner los conocimientos adquiridos en las universidades al servicio del pueblo.

¡Cuando el pueblo se levante, por pan, libertad y tierra, temblarán los poderosos, de la costa hasta la sierra!
¡Presos políticos libertad!
¡Desaparecidos, presentación!

Fueron algunas de las consignas que se escucharon al término de las participaciones, justo antes de las danzas arrieras que los asistentes disfrutaron mientras se formaban en la fila de la comida y escuchaban al micrófono una narración sobre  las tradiciones, usos y costumbres y de cómo todos estos elementos forman comunidad. Entre niñas y niños bailando, música, diferentes guisos mexicanos en una tarde de sol y viento, el ambiente de la sesión centro-sur del CNI realmente era muy festivo y esperanzador. El espacio de relajación continuó con danzas mazahuas y con cantos de compañeros solidarios.

Tomó un tiempo para que se sintetizara el pronunciamiento final de la sesión, mientras tanto se manifestó que la sesión del CNI de Xochicuautla es un paso importante en la reconstrucción y rearticulación del CNI, que de nuevo está sesionando en diferentes regiones. Que serán más ocasiones de encuentro y agradecimiento, con los corazones contentos por la lucha y la organización.

Otro compañero, también delegado de Xochicuautla recordó la importancia de atender y reconocer las raíces. Manifestó que Xochicuautla está moralmente con las luchas de los pueblos hermanos, que se sabe que el camino es largo pero que sí se quiere llegar. Pidió aplicar la política en el lugar donde se vive, para cuidar la naturaleza. Ofreció disculpas en cuanto a si algo faltó, agradeciendo la asistencia de todos y a las personas de la localidad que apoyaron con los alimentos. Animó a que ante cualquier llamado similar al de Xochicuautla se corresponda de la misma manera.

¡La decisión está tomada, la autopista a la chingada! ¡La patria no se vende, se ama y se defiende!

La sesión cerró con la entonación del Himno Nacional Mexicano, con consignas, con compromisos y con sonrisas.

There are 3 comments

    1. Manuel roberto

      También la comunidad el castillo en naucalpan, donde inicia esa construcción.se están violentando los derechos ¡¡ necesitamos apoyo¡¡¡

¿Qué opinas?