Apatzingán y Aquila: dos golpes contra el crimen organizado

Hipólito Mora y Gregorio López. Fotografía: Especial

Hipólito Mora y Gregorio López. Fotografía: Especial

En una intensa jornada, los «comunitarios» incursionan en dos zonas de refugio y coordinación operativa para los Caballeros Templarios: la ciudad de Apatzingán y el municipio y la costa de Aquila; donde resalta la comunidad nahua de Santa María Ostula.

Para que Apatzingán deje de ser fortaleza templaria

Desde la madrugada, se registraron movimientos que confirmaron la sospecha de avance hacia la ciudad de Apatzingán. Varios grupos de autodefensas comenzaron a posicionarse en los alrededores de la población y con ellos se activo un operativo por parte de la Policía Federal y del ejército.

Alrededor de la medianoche, habían comenzado a operar algunos puestos de control para que elementos policiacos federales recibieran denuncias o cualquier información que la gente pudiera aportar.

De manera simultánea, fue posible observar un reflujo en la actividad de los halcones que recorrían las calles de la ciudad en motocicletas. La tensión aumentaba en esta larga noche, las redes sociales que refieren información sobre Michoacán estaban saturadas de datos “por confirmar” y mientras reportaban los movimientos de la policía y del ejército difundían rutas y mensajes para la población, con el fin de prevenir ataques de los templarios.

Utilizando las entradas de Acahuato, Chandio y San Juan de los Plátanos, los comunitarios decidieron entrar en lo que popularmente se llama “La joya de la corona”; es decir, la ciudad que había significado –hasta el día de hoy– un refugio para los templarios que permanecen en la región.

Por su parte, los elementos policiacos y militares decidieron utilizar la carretera principal, en donde se ubica el monumento a Lázaro Cárdenas. Con fuertes denuncias que apuntaban a la colusión de las autoridades municipales con el crimen organizado, el titular del gobierno local, en algunos medios locales, Ulises Chávez Mendoza, afirmó que no se opondría a la toma de esta localidad.

Fotografía: Especial

Fotografía: Especial

Por la mañana, diversos sobrevuelos que confirmaron las operaciones de recuperación de Apatzingán. Primero aviones federales y luego los aviones Blackhawk y los Pilatus C-7 recorrieron la ciudad. De manera simultánea, ocurrieron 17 detenciones de presuntos integrantes de los Caballeros Templarios. Aproximadamente 570 elementos de las autodefensas participaron en el operativo.

Alrededor de las once de la mañana, tuvo lugar una peculiar reunión en la que Hipólito Mora, uno de los líderes de los Consejos Ciudadanos de Autodefensa y el padre Gregorio López –vicario de Apatzingán– conversaron acerca de la reestructuración del tejido social y de las labores que aún se necesitan para avanzar en la lucha contra el crimen organizado.

Fotografía: Especial

Fotografía: Especial

A pesar de la situación de tensión y de las expectativas generadas, en el centro de la Apatzingán la prensa se arremolinó y los comercios se mantuvieron abiertos de manera normal durante de comunitarios y federales hacia la ciudad.

Tal y como se preveía, los comunitarios entraron a la ciudad de Apatzingán poco después de las doce del día, lo hicieron acompañados de la policía federal y desarmados, establecieron una tregua de dos horas en las que hicieron un llamado a los integrantes del crimen organizado para que abandonaran la ciudad o se entregaran a la policía.

Durante la tregua, los comunitarios recorrieron la ciudad y fueron entrando a predios o locales en donde señalaban a presuntos templarios, de manera simultánea la policía federal realizó detenciones y cateos, hasta el momento y de manera extraoficial se habla de 59 personas arrestadas sin que hasta el momento se conozca más al respecto. Entre los detenidos podría estar Antonio Plancarte, hermano del llamado Kike Plancarte, famoso templario padre de una cantante local, que, más allá de su efímera fama, no cuenta con talento alguno.

El panorama fue particularmente inesperado, se hacían recorridos en las colonias de Apatzingán, la gente señalaba a quienes consideraba delincuentes, muy al estilo de lo que sucede en otras poblaciones, como Peribán y Los Reyes. No se escucharon tiros ni se supo de enfrentamientos, las barricadas principales en las salidas de la ciudad , tanto en la salida a Acahuato como en los distintos cruceros en donde se establecieron puntos de control.

Un aumento en la incertidumbre ocurrió cuando se dio a conocer, a través de una radiofrecuencia, un mensaje de un conocido integrante de los Caballeros Templarios: “Les habla el 77 tengo 300 gentes con granadas y explosivos dentro de Apatzingán. No avancen más o se mueren”. La advertencia cayó como plomo, aunque no ha habido respuesta por parte de las autodefensas, sobre todo considerando que el plazo de dos horas de tregua había vencido.

Por el momento nada está finalizado, menos considerando las labores que aún faltan para restablecer una cierta tranquilidad entre la población, y, tal y como se ha visto en las recientes poblaciones tomadas por las autodefensas, la labor de inteligencia para detectar y detener a sicarios, punteros, informantes y demás integrantes de la estructura criminal es una labor paulatina que requiere de mucho apoyo y participación popular.

Se reactiva la lucha en las comunidades nahuas de la costa michoacana

Con una preparación silenciosa, desplazados de la comunidad de Santa María Ostula, en el  municipio de Aquila, en conjunto con la guardia comunitaria local y la policía federal, comenzó –hoy 8 de febrero– un operativo en el que se pretende recuperar la mayor cantidad de territorios comprendidos en este municipio.

Ubicado en la costa michoacana, Aquila ha sido uno de los puntos nodales del conflicto entre el crimen organizado y los grupos de autodefensa, no sólo por la importancia estratégica que implican los 25 km de costa con los que cuenta sino por la presencia de proyectos mineros que representan, además de millonarias ganancias para el gobierno local y estatal, una fuente de recursos para el cártel.

Luego de la recuperación de tierras (1,000 hectáreas aproximadamente) a finales de junio de 2009, la comunidad de Ostula ha sido golpeada por una eliminación selectiva de los líderes históricos que apoyaron la toma legítima de las tierras. Treinta personas han sido asesinadas sin que una sola investigación se haya realizado o que las autoridades responsables hayan tomado cartas en el asunto.

Entrando desde la cabecera municipal y con rumbo a la comunidad de Pómaro, un primer contingente salió esta mañana para encabezar el operativo y a manera de retaguardia, otro contingente partió del municipio colindante de Chinicuila con rumbo a la comunidad de Ostula. El objetivo es dejar sin posibilidad de acción a los templarios ubicados en la población conocida como la Placita, donde se concentran varios de los responsables de la situación en aquella región.

Hasta el momento, no se conocen los resultados de estos esfuerzos por recuperar el territorio arrebatado a manos de los Caballeros Templarios, la expectativa es grande. Luego de una entrevista realizada a algunos comuneros que se encontraban en el exilio desde hace más de cuatro años, fue posible constatar que los ánimos han cambiado.

A pesar del fantasma de la violencia política que terminó asesinando a todos los líderes de la comunidad, el auge de los Consejos Ciudadanos de Autodefensa parece traer un poco de esperanza a Ostula. En entrevista con SubVersiones, –como parte de un trabajo más extenso que se dará a conocer en fechas próximas– los comuneros comentan estar deseosos por regresar a su tierra y se muestran fortalecidos y con ánimo para volver a intentar acabar con el crimen organizado en las comunidades nahuas.

Referencias:

  • Romeo LopCam / SubVersiones. “Los «comunitarios» de Tierra Caliente y el ejemplo de Cherán” (26 de enero de 2014). subversiones.org
  • Armando Martínez Orozco / SubVersiones. “Apatzingán es la cuna de los Caballeros Templarios”: Hipólito Mora (4 de noviembre de 2013). subversiones.org
  • SubVersiones. Materiales publicados sobre el Municipio de Aquila. subversiones.org
  • Rogelio Velázquez / Contralínea. “Ostula, 28 activistas asesinados en dos años” (10 de diciembre de 2011). contralínea.info

There are 2 comments

  1. Tilin tilon

    Esta plaga no se va acabar! Nomas los estan empujando para otros municipios o estados. Al rato, cuando ya lleguen al ultimo municipio, se van aprarecer en el primer municipio donde empesaron y pal otro, y otro y otro, pero al mismo tiempo cobrando mas vidas inocentes.

    Estas personas estaban acostumbradas a estas vidas con todo lo que deseaban! Y no creo que quieran derepente dejar esa vida y ponerse a trabajar recojiedo limones en las huertas.

    Y si los meten a la carcel “with money dance the dog” y salen, o los juezes los dejan salir “POR FALTA DE PRUEBAS” y los habian agarrado con las manos embarradas de masa.

¿Qué opinas?