Pequeña postal de Atenas. 1era Parte

Desde que llegué aquí, vivo en casa de una pareja gay relinda (militaron por el derecho a la adopción), en una casa grande y bonita cuya azotea es también pantalla de cine:

Uno de los dos, διμιτρι, es traductor para Peugeot [le pagan con tarifas francesas (14 centavos de euros la palabra)]. Trabaja como loco, cada día una nueva misión que se puede cancelar enseguida, y con todo eso, dice él, apenas le sobra para tomarse un pinche raki – tuvo que traducir todas las reseñas de los modelos de coches y ahora está traduciendo, quizás para Seb o Calor o Rowenta, en dos días, una reseña de un horno microondas de 34 páginas, (en donde se explica (en inglés) que no hay que nunca jamás sentarse en la puerta del horno (sic.) (para su información, para decir que traducimos, en griego, decimos que metafrasemos).

El otro día, como no tenía ninguna reseña™ que traducir, nos fuimos al mar, que queda a una media hora del centro. No es una playa sino un peñasco gigante, al borde de una media-carretera, la que va a Sounio y al templo de Ποσειδῶν. Había puros hombres encuerados, uno de ellos con el cabello blanco y amarillo, piel cobre-quemada, quizás un atleta del exilio, quizás un vagabundo de playa, en ese país hay como una frontera borrosa entre Popes, ermitas y descamisados.

El inmenso aspro-peñasco (blanco se dice aspro en griego) estaba lleno de rincones más o menos largos, unos sirven para su sombra, otros llenos de condones, otros de colillas de cigarros, y, en una grieta de tamaño medio, alguien había depositado la cagada más larga, negra y obscena que jamás había visto un ser humano en esa tierra. Los hombres desnudos tenían todos una cara rara y le dije a δimitri que todo eso me recordaba al ambiente mugroso de la alberca de las Halles, en donde Πoseidon nunca se atreve a poner ni un dedito. Me dijo que a él tampoco le gustaban mucho las orgías, pero que era la única playa en donde uno se puede bañar encuerado. Después, platicamos de cómo los maricones se volvieron súper pesados, y, para acabar, nadé un kilometro en 10 idas y vueltas:

Así que, bueno, como seguro ya saben, da miedo, Atenas se ha vuelto un  desmadre total últimamente:

No están muy bien las cosas que digamos:

 

El ambiente es así como:

Y uno lo puede sentir en carne propia:

 

 Nos duele la panza, pues:

Y hasta los ciervos de bronce tienen urticaria amarilla:

Al llegar a Αθινα, viernes, después  me topé con una motoneta fantasma:

Y  con un punki atacado por Superman con un corazón:

Fui a visitar un amigo en Gizi y vimos un diaporama compulsivo, 2000 fotos de los motines que siguieron el asesinato de Alexis Grigoropoulos, 15 años de edad, por un policía:

Sucesión de puercos en fuego, tirones acrobáticos de piedras en postura de bailarina, esposas bien puestas en las muñecas y muecas gaseadas, coches quemados, calles deconstruidas… todo eso debería «pinche enrabiarme» según mi cuate Μεγαλοοικονομου, Mégalooiconomou, el gran ahorrador, pero la verdad es, después de mil doscientas tres fotos… aunque sí admiro la patada en los huevos:

El porn-riot me aburre.

Más tarde, reventón cumpleañero en una azotea calientísima [a veces aquí parece Los Ángeles (Atenas, a pesar de lo que el Partenón lívido insinúa, es una ciudad nueva, hace 150 años, era un pueblito con su ruinita allá a lo lejos (la casa de las jovencitas vírgenes y desconfiadas)] con mi yougo-Dzordz y su chica y la amiga de la chica.

Hay hip-hop a pleno volumen en la fiesta pero todos esos griegos machos gordos se quedan con brazos cruzados y mirada vacía, mientras tres chicas y media intentan vagamente de unos movimientos de tarentela-voguing [algún baile de por allá, ya saben]. Entonces, tomamos, tomamos, tomamos, y no es hasta las 4 y media que la fiesta se pone buena. Los griegos, además de empezar sus revens’ a las 3 de la madrugada, son un poco como los mexicanos fans de los Smiths (Morrissey es un Dios en algunas partes de Los Ángeles), adoran la música del norte, helada, fría, Joy Division, Manchester-no-sé-qué, Cold Wave, No Wave, Punk, Krautrock, Post-Punk, Indus, Dark Wave, esas cosas :

Cocteau Twins atascados en el autobús:

[creo que el frío es una suerte de exotismo extremo aquí (un tipo me dijo algún día (un mexicano) que le parecía sumamente erótico llevar un gorro (quizás es la misma onda)].

En la terraza arriba de la terraza (que todavía no es la azotea), estoy high y charlando con un griego en inglés, llamado Manos, que trabaja en una empresa de catering, días de 15 horas de trabajo, para pagar los gastos médicos de su padre, en casa de quien volvió a vivir hace un año.

Me dice : Habría que decirles que Grecia también es Rusia, una suerte  de infierno administrativo y religioso, pero también decirles que Grecia es los Balcanes, y también, claro, que Grecia es el Oriente, mijo, seguro hay más puntos en común entre un Turco y un Griego que entre un Francés y un Griego – más o menos, para intentar de entender lo que significa G.r.e.c.i.a, habría que estudiar la guerra de Yugoslavia, la antigüedad Romana, el imperio Romano-Bizantino, el imperio Otomano, la reinterpretación de la antigüedad por el occidente y la creación artificial de la « raíz » de Europa-melting-pot, un poco de Egipto, de Sumar, la influencia Hitita en la cosmogonía de Hesiodes, la cultura Maniota, ikariota, Cretense, Kephaloniana, Póntica, las Células de Fuego, la revuelta de Politécnico, el Ikariotiko, el Pentozali, la cocina Albanesa, que sé yo (fabricarse una suerte de archipiélago identitario (pero, me imagino, como cualquier Tanzano de por medio, ¿no?)).

Así que, malakismeni, de verdad hay que matar esa idea horrible, de Grecia como el país de la Razón, de lo Hermoso, del Bien, de la Armonía (porque nuestras raíces, güey, son mejores que las tuyas, nigger). Grecia es el país del asesinato. Grecia es el país de la tragedia. Grecia es el país en donde Edipo, para conocer la verdad, tiene que reventarse los ojos (y la verdad, ¿cuál es la verdad? La verdad es que cogió con su madre y mató a su padre). Nah, si la gente no es capaz de entender símbolos así de claros…

Después de un rato, me bajo y bailo, bailo y bailo y un tipo me dice : que bueno que estas de regreso. Y yo le digo, aja, de regreso por primera vez, güey.

Y pues luego allá, en el revén, pierdo mi teléfono para siempre y me gustaría enseñarles, si es que no lo saben, que en griego moderno transportarse se dice metaforarse:

(φ = phi, p = ro)

Luego, en el desmadre, paso por una fiesta en Embros, el teatro que ocuparon hace poco. Estuvo chido, tomamos, y Nikos, el novio de Dimitri, me dijo que era muy importante que existieran cosas así, en ese momento, cosas artísticas, se necesita arte ahorita, dado el desmadre (volveré a ello más adelante). También dijimos : ya estamos hartos de los anarcoturistas, hartos de estar bajo las candilejas de la torre de observación internacional, ya hartos de todo el desmadre, y tomamos tomamos tomamos. Después paso por un performance en donde una chica se pinta de azul-purpurina, y así se vuelve una Virgen (azul ortodoxo) aureolada de una alberca inflable arco iris.

Luego Tyropita (parecido a una empanada de queso) en el famoso parque autoconstruido de Exarchia, que el alcalde quería transformar en parking, y donde el asfalto fue arrancado durante los motines sin pedirle permiso al Banco Central Europeo:

Un verdadero centro social al aire libre. Cada vez es más bonito, y siempre hay gente, mucha más gente que en los bares, y a veces se pasan películas, o se presentan obras de teatro, o se organiza a una asamblea en donde nos preguntamos los unos a los otros:

Es útil, y se usa, de hecho.

Luego veo a una obra de Dario Fo en el teatro al aire libre que se instaló en la colina Strefi (y me doy cuenta que entiendo una palabra por minuto). Luego me enchelo a la salud de Keramikos, a la de Metaxourgio, a la de Gizi, y a la de Gazi.

(Continuará…)

Por Constantin Alexandrakis (Texto y fotografías)

Traducido por Ariane Assemat, Lucie Assemat y Gerardo Amin. Puedes consultar la versión original en francés aquí: http://www.contretemps.eu/interventions/petite-carte-postale-dath%C3%A8nes

 

There are 2 comments

    1. SubVersiones

      Listo, las corecciones están hechas y la referencia puesta. Una disculpa, Ariane no nos había dicho bien los créditos.

      Saludos!

¿Qué opinas?