Inicia Caravana por la Paz en Estados Unidos

Teresa Carmona, integrante del MPJD (Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad), que viajará en la caravana a los Estados Unidos. Niell Franklin, director ejecutivo de LEAP (Law Enforcement Against Prohibition) es un policía veterano que dirigió varias jurisdicciones de grupos de antinarcóticos para la Policía Estatal de Maryland. Ahora trabaja para acabar con las leyes antidroga. Comenta: “he perdido muchos compañeros de trabajo peleando esta guerra contra las drogas. Antes de viajar a México no podía imaginar tanto dolor. Escuché los testimonios de asesinados y desaparecidos que me hicieron estremecer. Esta Caravana por la Paz es una oportunidad para educar a la población de los EE. UU. para que sean conscientes de lo que pasa en México y actúen. Mucha gente en EE. UU. no tienen ni idea de la gran devastación de familias y comunidades a causa de la guerra contra las drogas”. Foto: Marta Molina

Este domingo 12 de agosto comienza su recorrido la Caravana por la Paz. En esta ocasión el MPJD –que anteriormente ha recorrido amplias zonas de México en el norte y en el sur– hará un extenso trayecto por Estados Unidos. A poco más de un año del nacimiento del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, esta iniciativa cuenta con un amplio bagaje de experiencias, quienes en esta ocasión darán vida a este periplo son personas que se han transformado a lo largo de este proceso de movilización. El contexto en el que se desarrollará esta movilización es particular, tanto en México como en Estados Unidos; por una parte, en el territorio nacional se vive una cruda electoral y se desenmascaran las redes de poder y corrupción que harán posible la imposición de Enrique Peña Nieto como presidente, la inconformidad y el descontento se viven día con día y se expresan en movimientos sociales y protestas constantes. Sin embargo, tal y como pudo constatarse durante las campañas electorales, las víctimas de la guerra no aparecen en los discursos mediáticos de los grandes corporativos, tal parece que durante seis años de guerra no hubo muertes, no hubo desapariciones, no hubo desplazamientos.

Desde otra perspectiva, Estados Unidos es un terreno que hora comienza la carrera electoral por la Casa Blanca, las fuerzas políticas de aquel país comienzan a reconstituirse en función de este tema y de las problemáticas específicas que poco se relacionan con una caravana que pretende poner en la opinión publica ciertos temas relacionados con la guerra contra las drogas que se ha operado desde ahí hacia diversos países del mundo. México ahora es quien se atreve a manifestarse desde el interior del Imperio. Un ambiente de crisis, de violencia interna, un contexto de convivencia –forzada o no- de muchas culturas, temas locales de cada estado… la realidad estadounidense no es un terreno fértil para las expectativas.

La Caravana por la Paz tiene cinco ejes principales que sustentan el proceso de movilización. Se trata de las grandes demandas que se intentará posicionar en la agenda política estadounidense y en la opinión pública del vecino país. Y son los siguientes:

  • Guerra a las drogas
  • Tráfico de armas
  • Lavado de dinero
  • Cooperación internacional
  • Migración

Se trata de grandes asuntos que han forman parte de la complicada relación entre México y Estados Unidos, una relación de servidumbre y explotación que se traduce día con día en conflictividad social para millones de mexicanos. Desde la Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones consideramos importante dar seguimiento a esta iniciativa precisamente por la caracterización de dichos temas. Nos parece de suma importancia desarrollar un trabajo periodístico de largo aliento sobre cada uno de estos ejes, ningún comienzo mejor que acompañar el trayecto y vivir de cerca la experiencia de los caravaneros, conocer sus opiniones, sentires e impresiones. Nos interesa, también, encontrar a otros habitantes de esta nave de locos, en cada calle, plaza o espacio de los Estados Unidos en el que se desenvuelvan las actividades. Queremos escuchar y entablar un diálogo para que los temas que enarbola la caravana empiecen a materializarse a partir de relaciones humanas de respeto. Queremos encontrar a los latinoamericanos que han migrado.

Estas son algunas de las consideraciones que preludian la cobertura que haremos a todo el recorrido de la Caravana por la Paz. Sólo es el comienzo.

Consulta la ruta de la Caravana por la Paz en Estados Unidos y la invitación del Padre Alejandro Solalinde.

 

Colectivo Editorial

Agencia Autónoma de Comunicación

There are 2 comments

  1. Azucena Loredo

    No tengo palabras de agradecimiento para todos aquellos que aun creen que podemos tener un Mexico mejor, un Mexico con menos corrupcion, menos desigualdad social y economica, menos drogas y lo que por ente esto ocasiona, menos delincuencia y violencia, desgraciadamente no podre estar con ustedes fisicamente en esta caravana, pero desde hoy estan en mis oraciones para que cada uno de los que van lleguen a su destino. Ojala me pudieran dar informes de la direccion en donde se reuniran el Atlanta, Ga para poder hacer acto de presencia con ustedes. Dios bendiga su camino, esta causa y a nuestro Mexico queria en el que aun creemos y aun tenemos la esperanza de recuperar lo que algun dia fue.

¿Qué opinas?