Alternativas económicas y comercio translocal

En México, los migrantes y sus familias sobreviven a las economías locales y regionales en condiciones de opresión y abandono. Las comunidades migrantes del país se enfrentan, en su vida cotidiana, a exclusión social, rezago educativo, expulsión de jóvenes, pérdida de arraigo, enfermedades y falta de oportunidades, entre otros.

Ante este panorama, familiares de migrantes: padres, madres, parejas e hijos; así como migrantes de retorno, están encontrando en la autogestión económica y la defensa de los derechos un mecanismo efectivo para avanzar en una agenda de justicia y derechos trasnacionales para sus comunidades. Con la intención de cambiar las condiciones de marginación, generadoras de la migración forzada, en múltiples comunidades se están creando espacios y mecanismos de reflexión, organización y acción para configurar alternativas y oportunidades para los migrantes, sus familias y sus comunidades.

Uno de estos esfuerzos es el Centro de Atención a la Familia Migrante Indígena (CAFAMI), modelo base para la construcción de la Asamblea Popular de Familias Migrantes. Las imágenes que se presentan muestran el trabajo que ha realizado CAFAMI para impulsar alternativas económicas que ayuden a evitar la migración forzada. Todo ello, ligado a la recuperación de valores ecológicos y culturales; así como a la generación de modelos de cooperación comunitaria. Finalmente, otra particularidad de la producción que se está realizando es la intención de comercializar dichos productos hacia las Estados Unidos, específicamente a las regiones hacia donde migran sus pueblos; con la intención de que sus familiares que están del otro lado tengan acceso a productos que serían de difícil acceso en sus poblaciones de destino (como hierbas, pomadas, tés medicinales y artesanías locales; por ejemplo) y ayuden a beneficiar modelos de economía solidaria en sus comunidades de origen. Esta es una de varias estrategias que se impulsan con miras a lograr que quienes se van sigan aportando a la vida comunitaria y participen en la conformación y mejora de auténticas comunidades translocales.

Fotos: Sari Dennise

 

¿Qué opinas?