El colectivo #1DMX demanda a los funcionarios del gobierno capitalino

 Por Heriberto Paredes

El protocolo a seguir no fue demasiado engorroso. Tomando en cuenta el tiempo que uno puede pasar en las oficinas de la administración pública, haciendo fila de una ventanilla a otra, sacando copias, consiguiendo firmas, en fin las trabas de la burocracia institucional. Las cosas fueron más prontas, por lo menos en la recta final, eso es lo que percibimos en el vestíbulo de las oficinas de la Contraloría General del Distrito Federal: algunos de los ex presos del 1 de diciembre de 2012 asistieron a la presentación formal de 12 demandas administrativas. El proceso legal se abre contra las autoridades de la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal, la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, quienes, a decir de los demandantes y con el sustento de la Recomendación 7/2013 emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, son los responsables por las detenciones arbitrarias y la violación de sus derechos humanos.

Yéssica, Sergio, César, Gustavo, Edgar, Carlos, Abraham, Regina, Rodrigo, Judith, Ana Lilia y Rita son quienes presentaron esta serie de demandas administrativas. No se trata, como las malas consciencias suponen, de la búsquedan de un beneficio económico, se trata de la exigencia del pago por daños ocasionados al ser violentados en su persona y en el ejercicio de sus libertades de manifestación y de tránsito. Se trata de sentar un precedente mínimo en la búsqueda de la justicia tantas veces negada.

Nada es definitivo y en esete mismo sentido estas demandas corresponden a la utilización de los recursos existentes en la legalidad instaurada, para, de alguna manera, señalar las responsabilidades con nombres y apellidos. Ramón Ramos Becerril, abogado que apoyó la elaboración y la presentación de las demandas explica puntualmente este sentido de justicia a través de este mecanismo jurídico. En el video se le puede ver presentando la documentación necesaria, mientras que los expresos del #1DMX leen un comunicado que es al mismo tiempo la expresión de que ni la cárcel ni el pesado letargo de los procesos abiertos han podido mermar la lucha por la libertad definitiva.

Al momento existen 12 procesos penales abiertos, una sentencia en proceso de revisión y una libertad absolutoria. Sin embargo, la situación continua tensa e incierta respecto al devenir de los procesos penales abiertos. La lucha de los ex presos del #1DMX continua y estas demandas administrativas son una muestra de ello.

¿Qué opinas?