Mictlán Rebelde. No morirá la Flor de la Rebeldía.

Por Andalucía Knoll

“Conversar con lxs muertxs es recuperar la memoria, darle ánimo a las cosas presentes; imaginar y defender el mañana. Entonces la solidaridad, la comunidad, la palabra, adquieren de nuevo sus valores esenciales. Esta palabra vuelve a llenarse de significados y a representar a lxs seres humanos en sus soledades y en sus misterios, en nuestras semejanzas y en nuestras diferencias.”

Convocatoria al digno pueblo de México

En 2006 en el inicio de la otra campaña de la EZLN, el SubMarcos dijo que era importante recordar nuestros muertos. Con esta llamada es que se da inicio al Mictlán Rebelde, organizado por los últimos ocho años, con la participación de los adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Eusebio García Gonzáles ha participado por muchos años y explicó que las ofrendas están dedicadas a “la gente que no murió. Es gente que fue asesinada por defender sus ideas, o asesinada por el sistema o asesinada sin haber recibido justicia”.

Este año muchos de los colectivos colaboraran para construir una ofrenda, de las más grandes que se han realizado, compuesta por flores de cempasúchil y de terciopelo, maíz, chayote, zanahoria, betabel, apio, aserrín y otros alimentos. Todos cooperan para realizarlo. Entre todos se junta las flores, frutas y verduras.

Las ofrendas no sólo sirven para dar un homenaje a los rebeldes, sino también para ocupar el espacio público de la explanada de Bellas Artes, lo que es el derecho de todxs lxs mexicanxs.

Algunos de los vendedores desalojados de la Alameda debido a la remodelación, hoy también regresan a la explanada y nuevamente venden sus artesanías, durante los días de Mictlán Rebelde.

Este año participaron: Mujeres de la sexta, Escuela de Cultura Popular Mártires del 68, Red contra la Represión y por la Solidaridad-Valle de México, Neza-Zapatista, Brigada Callejera, Mujeres Grabando Resistencias, y muchos otros colectivos y grupos musicales.

 

¿Qué opinas?