Voces de Tepoztlán

Fotografías: Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán

El pasado 26 de abril la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación negó la posibilidad de amparo a 12 comuneros del pueblo de Tepoztlán contra la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla, esto después de que el juicio fuera sobreseído por un tribunal morelense y se interpusiera un recurso de reclamación a la sentencia. Desde febrero de 2017 ya las máquinas habían retomado los trabajos de tala y desmonte (que habían suspendido desde 2014 por orden judicial hasta la resolución del juicio).

El 19 de mayo de este año dichas obras desbordaron su destructividad al talar, en un solo día, cientos de árboles en le tramo carretero que se ubica desde la caseta de Tepoztlán en dirección a Cuautla por varios kilómetros. La población profundamente indignada contabilizó 2,800 árboles destrozados.

A partir de ese día se han tomado diversas medidas y acciones encaminadas a interpelar a las autoridades responsables de las obras y exigir un diálogo, ya que la población tepozteca asegura que los trabajos de ampliación de la autopista son ilegales. Baste decir que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no ha podido presentar el Permiso de ocupación previa, el Derecho de vía ni la autorización de representantes comunales, necesarios para realizar obras de infraestructura en tierras comunales, por donde pasa el trazo de la autopista.

Tras largos días de sostener un plantón (el cual continúa), de buscar y encarar al presidente municipal, de realizar jornadas culturales, de citar a un Cabildo abierto, de programar una caravana a Cuernavaca, protestas pacíficas, ruedas de prensa, publicar una carta firmada por una miriada de individuos y organizaciones y hacer una citación pública a funcionarios de la SCT Morelos y de la Secretaría de gobierno de Morelos para que cumplan con su obligación de responder la demanda de diálogo y fungir como convocantes de las dependencias federales involucradas; los Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán lograron acordar la realización de dos mesas de trabajo, la primera para el día de ayer, 20 de julio y otra programada para el día 25.

No fue sino hasta que una comisión de los Frentes planteó el ultimatum de que permanecerían en el palacio de gobierno de Cuernavaca y no se retirarían hasta recibir cita con fecha, hora y compromiso de asisitencia por escrito y firmado, que lograron su cometido (aquí la minuta del 13 de julio firmada). Evidentemente aumentó una fuerte presión sobre el gobierno, el acontecimiento ese mismo día, de la trágica muerte por asfixia de un padre e hijo al hundirse su carro en un tramo del nuevo “paso exprés” de Cuernavaca.

La indignación que ha causado dicho suceso ha derivado en que población de Tepoztlán exija más categóricamente que se paren las obras de ampliación, se presenten los permisos de ocupación y trabajo (que también incluyen la Manifestación de Impacto Ambiental –MIA– y el proyecto completo de la ampliación –que nunca ha sido dado a conocer) y que la SCT se desista de violar ordenamientos territoriales en Áreas Naturales Protegidas como es el territorio en conflicto.

Durante la reunión de ayer, el director de la SCT Morelos, Héctor Castañeda Molina, solicitó que, debido a la emergencia que ha significado el socavón en el paso exprés de Cuernavaca, se reprogramara la mesa de trabajo con los Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán para la primera semana de agosto de 2017. Los tepoztecos por su parte pidieron que se detengan los trabajos de la autopista hasta que se realicen las mesas y que se presenten los permisos que han solicitado reiteradamente (aquí la minuta del 20 de julio). Se ha hecho un llamado a la población, organizaciones y personas solidarias que estén atentas al seguimiento de esta lucha que continúa con fuerza a pesar de la táctica de postergación que las instituciones utilizan para desmotivar a la población organizada.

¿Qué opinas?