Música, rebeldía y futbol: la mezcla rítmica de Chico Trujillo

Alejandro Amado Frausto

 

La banda chilena puso a bailar a los asistentes que casi abarrotaron el pequeño foro del «Cáctux Gastrocultural» el pasado viernes 3 de julio en la ciudad de Morelia, Michoacán. La música valió la espera, pues aunque estaba programado que iniciara a las 9:30, fue hasta los primeros minutos del sábado que sonaron los primeros acordes de Chico Truijillo, luego de que Los Tropicuyos les abrieran el concierto. Los chilenos venían promocionando su nuevo disco, «Reina de todas las fiestas».

Canciones como «La cosecha de mujeres», «Medallita» y «Conductor» fueron sólo algunas de las melodías que le pusieron el ritmo al abarrotado foro. «Loca» es el tema más conocido, el que más prendió a los cumbiancheros morelianos que no dejaban de bailar en un concierto que duró más de hora y media, y que incluso continuó afuera del Cáctux, cuando improvisaron canciones a capela mientras bailaban con su público.

Cumbia con sentido social: Ayotzinapa, represas y educación

Algunos integrantes de la banda Chico Trujillo portaban playeras con la leyenda «Quisieron enterrarnos pero no sabían que éramos semillas. Todos somos Ayotzinapa». Si hay un pueblo que entiende el dolor de la desaparición forzada es el chileno, quien tuvo que padecer la férrea dictadura de Augusto Pinochet de 1973 a 1990.

Macha Asenjo, el vocalista y quien –a decir de sus compañeros– casi nunca da entrevistas, recordó que conoció la cumbia de niño, desde entonces se enamoró de lo festivo de su música. «En tiempos de Pinochet, para todos los fascistas que estaban gobernando, la cumbia no era nada; a ellos les servía, la utilizaban para hacer que la gente se distrajera; pero Carlos Monsiváis dijo que la selva y la alegría, es de la rebeldía».

Fotografía: Alejandro Amado

Fotografía: Alejandro Amado

Por su parte, Luis Tabilo (trombón), lamentó el grave peligro ecológico que representa la construcción de represas en Chile, «se sacrifica la naturaleza con el pretexto de generar energía, pero los hogares chilenos gastan poca energía, la mayor parte es para las grandes industrias, que son quienes a fin de cuentas se benefician». Denunció la complicidad de los medios de información para cubrir agendas distractoras, «que sí el artista hizo esto, que si el futbolista hizo aquello», todo ello mientras se firman los acuerdos que legalizarán la ejecución de los proyectos generadores de energía.

El trombonista advirtió sobre el riego de la privatización de la educación en México con el avance de la reforma educativa, situación que ya padecen en Chile. «En mi país hay mujeres que prostituyen para poder estudiar, es carísima la educación. La competencia en Chile es socioeconómica: el que tiene dinero puede estudiar en buen colegio, el que tiene dinero puede tener buena salud. No quieren que la gente tenga buena educación, no lo necesitan; necesitan trabajadores, necesitan obreros».

Tabilo advierte los riesgos de la privatización educativa en México y reconoce la lucha de los maestros que se resisten a su implementación: «Sigan dando la pelea siempre para que podamos de una vez por todas cambiar este modelo que nos quieren implantar los dueños de los países. Uno cree que la máxima autoridad son los presidentes, y no; de ahí para arriba siguen las familias más ricas, son los que manejan todo. Hay que dar la pelea para que se den cuenta que necesitamos educación de calidad, que necesitamos profesores que amen su oficio».

 Continúo la fiesta tras el concierto

Una vez que terminó el concierto, los seguidores de Chico Trujillo los esperaban afuera y mientras el staff guardaba el equipo, Macha cantó a capela «Loca» al tiempo que bailaba con los enfiestados asistentes a su concierto previo.

Salieron de Morelia enarbolando «la bandera panamericana de la cumbia» rumbo a otro concierto que darían con Celso Piña en la Ciudad de México; iban con la expectativa de que la selección chilena de fútbol ganara la Copa América, con la pasión de un fútbol que es más grande que cualquier federación corrupta. El triunfo fue para Chile tras un apretado partido que se definió en penales y les dio a estos músicos otra razón para festejar al ritmo de la cumbia en el Salón Los Ángeles (Ciudad de México) junto al «Rebelde del Acordeón».

¿Qué opinas?