El Alto como símbolo de la lucha indígena en Bolivia

Los inicios del siglo XXI para Bolivia fueron marcados por sucesos colectivos de sublevación sin precedentes en estas últimas cinco décadas. Miles de personas salieron a las calles y carreteras del país, durante por lo menos cinco años de constantes revueltas, donde la fuerza comunitaria masiva fue el núcleo más potente, al cual se unieron los trabajadores mineros, diversos sectores urbanos y los habitantes de una ciudad a casi cuatro mil metros de altura, que se reconoce a sí misma como de raigambre indígena, de casi un millón de personas y miles de calles que se extienden bajo el cielo del altiplano andino: El Alto.
Las fotografías del Colectivo Aru Bolivia y Juan Candia, como parte de un acompañamiento y participación activa en la lucha alteña, además, como vecinos de esta ciudad, muestran momentos decisivos de todos estos años lucha de las y los alteños, quienes en Octubre del 2003, durante la “Guerra del Gas”, y las jornadas por la Nacionalización de los Hidrocarburos de 2005 salieron a armar barricadas y cavar zanjas calle por calle, para enfrentarse con el ejército tal y como lo habían aprendido de generaciones de antaño, de momentos anteriores de rebelión.
La lucha continúa y El Alto sigue presente como parte fundamental de lo popular y comunitario insurrecto en Bolivia. La Agencia Autónoma de Comunicación-SubVersiones en colaboración con Aru Bolivia comparte este extraordinario trabajo testimonial

¿Qué opinas?