Londres, Primero de Mayo 2013: más allá de los legados de Maggie Thatcher y Hugo Chávez

Por Camilo Pérez Bustillo

Miles se volcaron a las calles de Londres hoy para conmemorar el Primero de Mayo. La movilización culminó en un mitin en una de sus plazas más céntricas, donde el obelisco conmemorando el triunfo de la marina imperial inglesa en la batalla de Trafalgar resultó galardonado por mantas anti-imperialistas y en contra de la austeridad que agobia toda Europa. Estuvo marcada la jornada por la reciente desaparición física de Margaret Thatcher, artífice clave del neoliberalismo conjuntamente con Reagan y Pinochet, y su persistente legado a través del desmantelamiento del estado de bienestar aquí y de manera aún más drástica en Grecia y España, dónde se realizaron movilizaciones y paros masivos. Pero también estuvo presente el legado todavía inconcluso de Hugo Chávez y de otras opciones revolucionarias latinoamericanas y del mundo árabe, Asia y África reflejadas en imágenes del Che y mantas de colectivos de migrantes kurdos y filipinos.

Fue notoria la presencia de demandas relacionadas con los derechos humanos a escala mundial, y la resonancia del legado de luchas sindicales y populares inglesas, escocesas, e irlandesas de la tierra donde primero documentó Engels el impacto de la revolución industrial en Manchester, y que le dió refugio por más de 30 años a Carlos Marx. Aquí redactó las 3 versiones de El Capital desde las salas de lectura del British Museum, y aquí también murió Marx en 1883, y se mantiene su tumba florida en el cementerio de Highgate como lugar de peregrinaje para revolucionarios de todo el mundo.

Fotografías: Karla H. Mares

 

¿Qué opinas?