#Xochicuautla abraza a #Ostula

Fotografías de Lucero Mendizábal, José Luis Santillán y Cráter Invertido

 

Dos importantes experiencias de resistencia y de lucha contra el despojo del territorio se hermanaron en una nutrida manifestación que recorrió las calles de la Ciudad de México. La comunidad ñato de San Francisco Xochicuautla y la comunidad nahua de Santa María Ostula unificaron sus voces y dejaron muy claro que no permitirán el despojo, que lucharán contra la violencia desatada por el Estado mexicano y que se mantendrán firmes en la defensas de bosques, tierras cultivables y costas.

Otras organizaciones como la Organización Popular de Izquierda Francisco Villa (antes FPFVI-UNOPII) y el Congreso Nacional Indígena también salieron a las calles a solidarizarse con las dos comunidades indígenas en resistencia. Estudiantes de varias universidades capitalinas, algunos normalistas de Ayotzinapa, colectivos anarquistas, campesinos, trabajadores, esta es la gente que también conocen las embestidas estatales y que saben que la solidaridad es parte fundamental de la lucha por la vida y contra el despojo.

Tanto Xochicuautla como Ostula han sido golpeadas recientemente por las acciones del Estado: la primera con un decreto expropiatorio de más de 37 hectáreas del bosque de agua, por donde se pretende que pase la carretera Toluca-Naucalpan; la segunda, Ostula, el pasado 19 de julio, fue víctima de un operativo conjunto (marina, ejército, policías estatal y federal y Caballeros Templarios) en el que luego de recibir varias agresiones, al menos 10 personas resultaron heridas y un niño de 12 años murió a acusa de una herida de bala. En las altas esferas del pensamiento monolítico se habla de «Estado fallido», sin embargo, lo que es posible constatar es que se trata de todo lo contrario, el Estadio goza de salud y fuerza para embestir a la población y cumplir sus cometidos económicos.

Fotografía: Cráter Invertido

Fotografía: Cráter Invertido

A continuación una recopilación fotográfica que muestra la diversidad de esta manifestación. Y como decía una mujer indígena habitante de Xoxhicuautla: «Nosotros estamos luchando por la defensa del bosque porque ahí hay reservas de agua que alimentan el sistema Cutzamala, de ahí el sistema abastece la Ciudad de México, Morelos y el valle de Toluca,  no es necedad nuestra lucha –como se dice por ahí–, nuestra lucha es por la vida y no vamos a rendirnos, vamos a detener el proyecto carretero».

¿Qué opinas?