“Fue el pueblo el que nos liberó, no el gobierno”: Solidarios de la Voz del Amate

 Por Raúl Romero

El martes 2 de julio me informaron que nueve presos Solidarios de la Voz del Amate serían liberados en el transcurso de la tarde. La noticia me dejo estupefacto, no podía creerlo. Apenas unos días atrás había tenido la oportunidad de visitarlos en el CERESO No. 5, ubicado a las afueras de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. En aquel encuentro pude conocer sus casos, las irregularidades y las múltiples violaciones a los derechos humanos de las que son objeto. Ahí también comprobé —una vez más— lo injusto del sistema de justicia en México y la profunda raíz colonialista sobre la que se construye.

Hice varias llamadas para comprobar la información, todos mis interlocutores lo corroboraron. Me alegre mucho. Un triunfo como este, en el contexto actual del país, sabe a gloria.

Pasaron tres días desde el anuncio hasta la liberación de Rosario Díaz Méndez, Pedro López Jiménez, Juan Collazo Jiménez, Juan Díaz López, Rosa López Díaz, Alfredo López Jiménez, Enrique Gómez Hernández, Juan López González y Benjamín López Díaz. El motivo: el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, quería asistir personalmente a excarcelar a parte de los Solidarios de la Voz del Amate. No es que los aprecie o le cause alegría verlos libres, lo que sucedía es que Manuel Velasco quería capitalizar mediáticamente este triunfo de los presos y de miles de personas solidarias en la lucha por su libertad… Y es que el gobierno de Manuel Velasco atraviesa por una severa crisis en los últimos días.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Isabel Lozano y Patrocinio Hernández

El sábado 29 de junio, en la capital del estado, la policía local reprimió violentamente a la sección democrática del magisterio. Al día siguiente, en la primera plana de un periódico de circulación nacional, se mostraba la fotografía de un profesor atado de las manos con su propio cinturón y el rostro ensangrentado. En el fondo de la imagen aparecían otros cuatro maestros también duramente golpeados. Dos días después de la represión, el lunes 1 de julio por la tarde, los profesores democráticos salieron a las calles a realizar varios bloqueos carreteros demandando justicia.

Igualmente, el martes 2 de julio, en diferentes puntos del mismo estado, se registraron al menos dos bloqueos carreteros. En las afueras del municipio de Ocosingo, un grupo local de transportistas protestó contra los altos costos de la gasolina. En el ejido de San Sebastián Bachajón, los pobladores adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, realizaron otro bloqueo carretero exigiendo la liberación de los presos políticos Antonio Estrada Estrada y Miguel Demeza Jiménez y demandando justicia por el asesinato de Juan Vázquez Vázquez.

A este contexto se suman los conflictos internos en la cúpula priísta del estado, los cuales derivaron en la “renuncia voluntaria” de Noé Castañón León como secretario de gobernación. Chiapas está que arde.

Así, el jueves 4 de julio, luego de que Baldemar Velázquez –dirigente sindical en EUA- visitara a Patishtan y a los Solidarios de la Voz del Amate, aproximadamente a las 19 horas, los presos cruzaron las rejas del penal para abrazarse con sus familiares y amigos. Después, partieron rumbo a la Catedral de San Cristóbal de las Casas para congregarse y celebrar su libertad frente a la tumba de Samuel Ruíz García, quien en vida se entregó a la defensa y acompañamiento de los pueblos indígenas de Chiapas y de México.

Mientras miembros de la prensa, curiosos y solidarios dábamos forma al contingente, los ex presos decidieron caminar por las calles de San Cristóbal de las Casas y dirigirse a las oficinas del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (FrayBa), quienes también han acompañado a las organizaciones de presos el estado. Como parte de este trabajo, en 2011 presentaron el Informe especial: Violaciones a los derechos humanos en el sistema carcelario en Chiapas.

En las oficinas del FrayBa, uno a uno los presos fueron compartiendo su palabra. La primera en hablar fue Rosa López, detenida injustamente desde 2007 y víctima de tortura y violaciones por parte de la policía local para declararse culpable de un delito que no cometió. Rosa agradeció a todos los que se organizaron para exigir su libertad, pues al lograrlo, le daban la oportunidad de volver a estar junto a sus hijas.

Luego tocó el turno de Pedro López Jiménez, quien en su intervención insistió en que su liberación era un “triunfo del pueblo y no una concesión del gobierno”. Además comentó que ahora que están libres continuaran luchando; no sólo por la libertad de Alberto Patishtan, también se organizarán contra otras injusticias de las que son objeto los pueblos indígenas de la región.

Estoy seguro que gobierno y medios oficialistas querrán cubrir esta liberación de los Solidarios de la Voz del Amate como un gesto de “buena voluntad” de Manuel Velasco. Ante la crisis de legitimidad que enfrentan, se ven urgidos de generar opinión pública favorable. Pero los y las de abajo sabemos que en realidad la excarcelación de los Solidarios de la Voz del Amate se debe más a la organización social, a la lucha de los propios presos, de sus familias, de sus comunidades y por supuesto, a la lucha de Alberto Patishtan y de organizaciones solidarias en México y el mundo. Hoy podemos estar felices por este triunfo, y con esa alegría seguiremos luchando por la libertad de Patishtan y Alejandro, la de Antonio Estrada y Miguel Demeza, por la libertad de todos los presos políticos del país y por un mundo mejor.

 

 

There is one comment

  1. un cachititititito de muy tardia justicia

    tantos presos injustamente. sufen violaciones, torturas y experiencias terribles muchos de ellos por solo defender un pedazo de tierra o por buscar un cambio verdadero. antes tantos que siguen presos esto, como bien dices, sabe a gloria… FALTA PATISHATN!

¿Qué opinas?