Fuego a la cárcel

La tarde de este jueves 26 de junio, alrededor de 30 personas marcharon de la Estela de luz a la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia del DistritoFederal (TSJDF). Amigos, familiares y compañeros de Jorge Mario González García –secuestrado por el Estado mexicano y el gobierno del Distrito Federal desde el 2 de octubre del 2013– se congregaron nuevamente para exigir su libertad.

Granaderos, trabajadores del tribunal y policías vestidos de civil hostigaron al contingente durante la marcha y a su llegada al TSJDF .

Se eligió dicho tribunal para presionar a Celia Marín Sasaki, presidenta de la Quinta sala penal del TSJDF, en cuyas manos ha quedado la resolución del caso de Mario. Una vez que el resultado del amparo para efectos respaldó la absurda detención del que hasta ahora permanece retenido en la Torre Médica de Tepepan, queda sólo la apelación, cuya determinación deberá suceder máximo en 15 días hábiles contando desde el 23 de junio.

Ésta es sólo una trampa más del sistema judicial, ya que todos los trabajadores del tribunal empiezan vacaciones el 11 de julio. Esto alargará seguramente el proceso y hará que se retrase la resolución de la sentencia.

Las mentiras del aparato que se ha empeñado en castigar a Mario González son cada vez más ridículas e insostenibles.

Del testimonio de los policías que han declarado hasta ahora, no se desprende ninguna imputación directa contra Mario. A ninguno le consta que haya lesionado a alguien o haya dañado algún inmueble, motivos que determinan el delito de ataques a la paz pública y que de ninguna manera sucedieron el día de su detención.

Urge que las autoridades desistan de su afán por retenerlo sin razón y se le otorgue la libertad inmediatamente.

There is one comment

  1. Comité x Mario

    Saludos, gracias por dar seguimiento al caso, sólo una corrección, los 15 días de plazo para resolver corren a partir del 23 de junio, así que por eso la obligación de la Quinta sala es resolver antes de las vacaciones.

Responder a Comité x Mario Cancelar respuesta