Carta de un joven médico

Mi nombre es Julio Pisanty Alatorre. Soy médico, y actualmente estoy por terminar el Internado Médico de Pregrado en un hospital público en la Ciudad de México. El día viernes, mientras revisaba a una mujer embarazada, me habló un amigo para informarme que, al parecer, soy uno de los once “anarquistas” más peligrosos de la ciudad. Así, por lo menos, dice un artículo publicado en el periódico Reforma, y replicado en otros medios, supuestamente basado en un informe realizado por el gobierno del Distrito Federal.

La noticia me tomó por sorpresa. No pude más que preguntarme: ¿será que sí soy peligroso? Evidentemente, es falso que mi “peligrosidad” radique en mi “grado de violencia y participación constante en las manifestaciones que terminan en actos vandálicos” (como dice el afamado diario). Lo que de mí se dice –salvo que estudio en la Facultad de Medicina– es pura y llana mentira. El absurdo se hace tanto más evidente cuanto que la dinámica actual de mi formación profesional no me permite “la participación constante en las manifestaciones”

Surge, entonces, una nueva duda: ¿por qué soy peligroso?

¿Será que soy peligroso por pensar que otra forma de hacer medicina no sólo tiene que ser posible, sino que es necesaria y urgente? ¿será que soy peligroso por pensar que algo no anda bien cuando veo gente abandonar mi hospital “público” por no tener el dinero para pagar tratamientos que les salvarían la vida, y a esto se le llama “alta voluntaria”? ¿será que soy peligroso por expresar constantemente la postura de que las enfermedades que padece la gente son producto de una estructura social injusta? ¿será, tal vez, que soy peligroso por afirmar que un sistema que se basa en el trabajo de médicos en formación con jornadas de más de 32 horas sin dormir no puede ser lo mejor para el público? ¿será que soy peligroso por pensar y expresar que una reforma que pasa la factura de los gastos en las escuelas a los padres de familia no puede ser llamada reforma educativa? ¿por creer que, como médico, es mi deber oponerme a una guerra absurda que ha sembrado mi país de muertos que tenían mi edad? ¿por participar en un movimiento que puso el dedo sobre la manipulación mediática, esa misma de la que ahora soy víctima? ¿será que lo peligroso es que somos muchas y muchos los que pensamos así?

A mi parecer, lo que de mí dice este «informe», y la forma en que algunos medios lo han replicado, muestra el maniqueísmo con el que actúa, en este caso, el gobierno del Distrito Federal. Muestra también la falsedad de sus supuestas investigaciones, que buscan presentar explicaciones simplistas sin molestarse en acercarse aunque sea un poco a la realidad. El GDF y los medios hoy buscan construir personajes linchables, en lugar de mirar a la marginación y la desigualdad en el origen de la situación actual. Mi caso, creo, desenmascara su farsa: ¿un médico que aún cree en el humanismo, que hace teatro, que intenta ser congruente en la clínica y la calle, es el radical peligro que invocan cuando intentan regular las manifestaciones públicas?

Como médico, y como habitante de esta tierra entre el Bravo y el Suchiate, veo con gran preocupación el rumbo autoritario en que camina el país. Hoy me tocó vivir un ejemplo, quizá menor en comparación con los golpeados, los muertos y desaparecidos, de este autoritarismo que deja clara la necesidad de, como sociedad, ponerle un alto.

¡Salud y Saludos!
Julio Pisanty Alatorre

There are 48 comments

  1. Jose de Jesus

    Por que le creen a este «medico» solo por lo que expone en esta carta? Muchos de la facultad sabemos que este tipo es un conflictivo y que lo que dice el gobierno del distrito federal es cierto, si ha participado de una forma activa en situaciones anarquistas, ha cometido delitos y es una pena que porte la bata de tan honorable institucion como la UNAM. Lamentable ver que con este escrito intente justificar lo injustificable.

  2. Engracia Humanista

    KERIDO MIP…YA ERES UN COLEGA…Y TE FELICITO X TU POSTURA…PERO DEBES DE ASUMIR LA FACTURA K TE COBRARAN X ESO…HACE 30 AÑOS YO ME ATREVÍ A PROTESTAR ACOMPAÑADA DE TODOS MIS COMPAÑEROS DENUNCIADO ABUSOS DE PODER EN EL HOSPITAL CONTRA LOS PACIENTES Y LOS MÉDICOS PASANTES Y FUIMOS REMOVIDOS TODOOOOOOOS…PERO AHORA COMO DOCENTE MI LUCHA SIGUE EN PIE X UNA MEDICINA MAS JUSTA PARA TODOS¡¡¡¡ UN ABZ SOLIDARIO DESDE ZACATECAS DONDE CONTARAS CON TODO NUESTRO APOYO…ESTAREMOS PENDIENTES XK NO ESTAS SOLO¡¡¡¡¡

  3. Antonio Jiménez

    Antonio Jiménez.

    Es triste lo que esta pasando en nuestro amado México, en donde un abuso extremadamente marcado por el Sistema gobernante no permite que gocemos de los frutos obtenidos con el verdadero sudor de un pueblo heroico pero pisoteado, sino que esta cosecha esta acaparada por una minoría burocrática, pero este es un sistema neo-liberal; Dr. Julio yo entiendo su preocupación por su seguridad así como la de su familia, pero en esta lucha no esta usted solo somos la mayoría y ahora ya nadie nos puede detener, siéntase tranquilo porque usted esta en su casa en este su amado México.

  4. SIGIFREDO

    RESPETABLE DR. RECIBA UD. DE UN PUÑADO DE ZACATECANOS, SIN SER MÉDICOS, NUESTRO MAS SINCERO AGRADECIMIENTO POR LLEVAR EN SU NOBLE PROFESIÓN UN ALTO GRADO DE HUMANISMO LIGADO Y UN ALTO SENTIDO ÉTICO, PROFESIONISTAS COMO USTED REQUIERE MÉXICO, CONSCIENTES DE LA VERTICALIDAD Y PREPOTENCIA DE LOS MALOS GOBIERNOS QUE TIENEN AZOTADO AL PAIS.
    ESTAREMOS AL PENDIENTE DE SU SITUACIÓN Y DESDE ESTA TIERRA CUENTO POR FAVOR CON NUESTRO APOYO.

  5. jorge valenzuela

    Dr, no estas solo y lo sabes bien, somos millones los que representmos un peligro para estos subordinados del imperialismo del norte pero seguiremos siendo su mayor peligro porque no pensamos desistir en esta lucha que tiene por sustento la razon y por fuera el amor a Mexico y nuestra gente..un gusto ser de la pandilla mas peligrosa para penia nieto y su equipo destructor de posibilidades de una vida mejor para nosotros..

  6. Verònica

    Da tristeza cuando estudias medicina y en cada año que pasas te encuentras con personas dentro de la carrera cerradas a la opinión, desacordes a la realidad de nuestro país, cultura e historia, mas en una carrera como la nuestra donde en teoría tenemos que pensar mas en la gente que mas necesita ayuda, sin importar la clase de donde provengamos y en este caso me alegra mucho y me da tranquilidad encontrar mas gente que como yo nos damos cuenta de las cosas que requieren un cambio inmediato, que igual y por nuestra profesión no podemos cambiarlas de la forma en que nos gustaría pero por lo menos tenemos los ideales requeridos para hacerlo y buscamos la manera ya sea por medio de blogs, marchas, platicando con la gente, etc., en mi caso soy pasante del servicio social, me vine a un lugar lejano donde se me necesitara y estando en casa cada que puedo desde que puedo participo en lo que creo conveniente para crear un cambio.

  7. Norma Martínez

    Aún a mi me parece increible que las mentiras se propaguen y la verdad sea algo para «desconfiar», es difícil convencer incluso a las personas mas cercanas a nosotros, que lo que sucede con este gobierno no es bueno, prefieren creer que «los maestros son delincuentes, que los anarquistas son vándalos y que nosotros no podemos hacer nada». Ánimo Julio, espero que tu situación se resuelva.

    1. Deacuerdo

      ¿Cómo no desconfiar de esta gente si no pasan dos enunciados y ya dicen mentiras? Me refiero al «médico» (o al menos eso dice ser) Julio Pisanty Alatorre. No obstante en el enunciado siguiente señala que se encuentra en el internado de pregrado. El señor Pisanty NO es médico, es un estudiante de medicina que no se encuentra con posibilidad para ejercer la profesión sin supervisión de un verdadero médico titulado. Triste ver mentiras en todas partes.

      1. Alberto

        Felicidades, espero que te den un premio por tan inteligente observación ó por lo menos que te den trabajo en televisa, donde necesitan gente con esa pericia para la descalificación inoportuna…

  8. ...

    Que desgastante resulta ir en contra de la ideología de nuestro gobierno. Una lucha interna entre actuar y pensar basándose en el respeto, igualdad y en hacer lo correcto siempre, termina consumiéndote. Ese sentimiento de impotencia que abarca todo tu ser cuando tus ojos contemplan las injusticias que se cometen a diario; la violencia y desesperanza inunda nuestra querida patria.

  9. HECTOR CARDONA (@PAKOLOKO2003)

    Ojalá todos los que estudian medicina (o cualquier profesión) tuvieran esa forma de pensar; desafortunadamente no es así, lo he constatado personalmente. Por lo demás apoyo de sobremanera sus dichos, se que todos los estudiantes alguna vez fuimos incendiarios y luego de profesionistas bomberos, espero no sea su caso. Mi respeto y solidaridad

  10. Eva Salazar

    Gracias Julio por apoyar estos momentos de lucha por nuestro país, te doy toda la razón y el apoyo que llegarás a necesitar, personas como tú siempre han hecho la diferencia en el mundo, y ¿cómo no quieren que un médico se presente a este tipo de marchas? por favor la docencia y la medicina son las áreas más hermosas en el mundo, siempre ayudando a alguien más, siempre en contacto con el sufrimiento, con la carencia, con la desigualdad, el uno en las aulas, el otro en los hospitales. El Gobierno creando delicuentes y lacerando la vida de familias enteras para crear verdaderos delincuentes que sirvan a sus fechorías de tener un pueblo hundido en la mediocridad, en el conformismo, en la ignominia y a esos ni los tocan. Nuevamente Gracias

  11. so

    si dejamos a los jóvenes, sin ideologias, sin ideales, sin manifestaciones, entonces dejamos morir la juventud y damos paso a un país viejo, con jóvenes cabisbajos por miedo. Aguas podemos llegar a eso.

  12. Abigail Huerta Rosas

    Todo el apoyo, qué pena, qué lamentable. Te admiro, muy bella tu carta y por supuesto que como médico deben ser sensibles a las causas sociales, no como la mayoría ahora busca sólo dinero sin ver tanta miseria. Te admiro.

  13. José Luis Contreras

    Me gusta tú carta, necesitámos ciudadanos, que como tú, tengan la valentía de hablar, de compartir lo que el gobierno? ( sic ), hace para denostar a los ciudadanos, que no estan de acuerdo con el gobierno en sus tres niveles..

  14. Leticia Martinez

    Me gusta esa forma de pensar! Estoy completamente de acuerdo con ustedes y lo que escribió Julio Pisanty es muy bueno, hace mucho que no leía algo con tanto contenido…

  15. filiberto cruz vicente

    que pena que tan jóven dejes a eso que tu llamas «enajenacion» y te enajenas en lo que el sistema quiere que hagas. Dejar de participar. esa es la meta final del sistema y vaya que lo está logrando. pero mi caso te lo expongo, tengo 36 años y tengo casi 25 años informando, participando en actividades sociales y de política aparrtidista. soy médico con una especialidad en medicina interna y ahora con una sub-especialidad……y aún sigo. por que sé que el sistema fabrica entes que sean apáticos, egoístas,individualistas. saludos al médico que está en este dilema, julio pisanty y estamos apoyándolo en lo que podamos….

  16. Magda Luz Atrián Salazar

    Me adhiero al contenido de la carta del doctor Pisanty Alatorre, porque como médica también signaría ese tipo de preguntas que él hace.

  17. wolf

    Yo también curso el internado de pregrado en el hospital de mi ciudad, hoy salí de una jornada de de exactamente 37 horas, el año pasado junto con varios amigos organizamos marchas afiliadas al 132, este año eh abandonado todo actuar político, me dedico al hospital y a leer variedad de cosas sobre todo poesía. Ya no me interesan los movimientos con ideología política, pienso en eso como enajenación que me aleja del centro de mi ser.
    Soy parte de una sociedad carente de los más fundamentales valores del humanismo y el aparato de gobierno es cinicamente represor. Me abstengo de los comentarios de siempre sobre los medios de comunicación masivos, huelga decir quien fabrica la cultura en este siglo.

    1. Alba

      Julio fue mi alumno y es uno de los mejores estudiantes que he conocido. He incluido sus trabajos como material didáctico y sus compañeros más jóvenes lo conocen y muchos le agradecen su postura ante la profesión médica.
      También yo.

Responder a Magda Luz Atrián Salazar Cancelar respuesta