Saludo del Movimiento Passe Livre a la Escuelita Zapatista

A nuestrxs compas Zapatistas,

A las alumnas y alumnos de la Escuelita Zapatista,

A lxs compas de la Sexta en todo el mundo,

Desde São Paulo, Brasil, les mandamos nuestra palabra rebelde para transmitirles, antes de todo, nuestro saludo, nuestro apoyo y solidaridad. Somos del Movimiento “Passe Livre” (algo como pase o pasaje libre), una organización que lucha por un sistema de transporte colectivo de calidad y verdaderamente público; esto es, libre de cobros y gestionado por los usuarios y trabajadores, un sistema preocupado por las necesidades de la población, y no por las de las empresas privadas. Somos anticapitalistas, autónomxs, apartidarixs y horizontales, y tienemos colectivos independientes en varias ciudades del país.

Desde nuestro nacimiento, que tiene mucho que ver con las manifestaciones altermundistas en los años 2000, la lucha zapatista ha sido una gran inspiración. Ahí en Chiapas, reconocemos la forma otra de luchar que tanto anhelamos: abajo y a la izquierda, sin partidos y sus jerarquías fijas, con participación más que representación.

En este junio alcanzamos una grande victoria: las manifestaciones que empezamos, contra el subo en el precio del transporte público, se propagaran por todo el país y el gobierno tuvo que volver atrás y bajar las pasajes en más de cincuenta ciudades, incluso São Paulo y Rio de Janeiro. Logramos llamar atención de todos para el alto precio y la precariedad del sistema de transporte, controlado enteramente por verdaderas mafias; empresas que, para garantizar sus ganancias, ofrecen pésimas condiciones a los usuarios y aumentan constantemente las tarifas. De esta manera, lxs más pobres son excluidos de la ciudad, pues una ciudad existe solamente para quienes pueden moverse por ella.

En este momento totalmente único y nuevo que vive nuestro movimiento, sería muy importante para nosotrxs estrechar nuestros lazos con los compañeros y compañeras que, en todo el planeta, luchan por otro mundo. Ustedes, en Chiapas, y muchas otras partes, son un ejemplo en la construcción del mañana hoy para nosotrxs.

Esperamos construir hasta Chiapas una puente fuerte, forjada con el cariño y la alegre rebeldía de hermanos de lucha. Nos quedamos tristes al leer que el cupo de la escuelita de agosto ya estaba lleno – nuestra lucha aquí no nos había dejado tiempo para escribirles más temprano. ¡Ahorita, estamos muy contentos por saber que ya empiezan las inscripciones para las vueltas de diciembre y enero! Junto a lxs compas de los otros colectivos del Movimiento Passe Livre en Brasil, estamos entusiasmados con la oportunidad de aprender más con las Bases de Apoyo en el territorio zapatista. Deseamos romper las barreras – o los torniquetes, como dicimos nosotrxs (y no hablamos sólo de los torniquetes de los camiones y del metro, sino de todos) – que separan los muchos mundos que están a ser construidos abajo y a la izquierda, con mucho trabajo y paciencia, en dirección a un mundo donde quepan todos ellos.

¡Salud y libertad!

Movimento Passe Livre – São Paulo

julio-agosto/2013

There is one comment

  1. Antonio Guerra

    A l@s compas zapatistas y compas del MPL de SP y de todo el Brasil.

    Me alegro mucho en ver este apoyo desde Brasil hacia Chiapas. Yo he participado por muchos años del MPL en el Distrito Federal y de diversos grupos autónomos de la región y tuve la oportunidad de participar de la Escuelita Zapatista en esta semana de agosto. Fue una experiencia muy bonita y inolvidable, que se quedará siempre en la memoria, pero principalmente la semillita de libertad zapatista se hace presente en cada hecho cotidiano, como lucha de autonomía. También lo que pasa en Brasil les interesa mucho a l@s compas zapatistas y de todo el mundo que anduvieron por Chiapas. Desde aquí se ha difundido las experiencias de las calles brasileñas como forma de solidaridad y animó de las luchas.

    Espero que much@s de l@s compas del MPL de todo el Brasil puedan tener la oportunidad de venir a la Escuelita en deciembre, pues aunque nuestras luchas sean urbanas, tenemos muchísimo lo que aprender con la libertad de las montañas del sureste mexicano.

    Saludos fraternales,

    Toño

Responder a Antonio Guerra Cancelar respuesta