Aztecas 215: la gota derramó el vaso

1º de abril de 2016. Diversas asambleas populares de los Pedregales de Coyoacán, al sur de la Ciudad de México, se dieron cita frente a las obras del proyecto inmobiliario «Cantil» –ubicado en Aztecas 215, antes sede del Centro Escolar Hermanos Revueltas– para denunciar las afectaciones causadas al manto freático y exigir la cancelación del negocio inmobiliario de la empresa Quiero Casa, el cual contempla 377 departamentos y 683 cajones de estacionamiento.

Aunque no disponía de permisos de excavación ni del acuerdo de la asamblea del pueblo de Los Reyes, la empresa se tomó la libertad de perforar un boquete para un estacionamiento de tres niveles, provocando en marzo del año pasado la ruptura del venero de agua dulce que corría bajo el manto basáltico de la cantera. Con fotos en mano, los asistentes a la 5º Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán –precedida por una conferencia de prensa– lamentaron que durante meses, miles de litros de agua se estuvieron derramando sobre la avenida ante la mirada atónita e impotente de una población que sufre el desabasto del líquido.

Según los integrantes de la Asamblea General, instalada desde el 25 de febrero del presente año, «la propia inmobiliaria QUIERO CASA entregó documentación a los vecinos donde se establecía que ésta no tenía un permiso para la excavación, sino sólo para la demolición de la construcción».

Consientes del derecho a ser informados y consultados –como se establece en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo– los habitantes del pueblo originario de Los Reyes lamentan que la empresa y las autoridades locales pasaron por alto las quejas emitidas desde marzo de 2015. No sólo permitieron que la inmobiliaria siguiera promoviendo la preventa de sus departamentos, de no menos de 1,7 millones de pesos, sino que optaron por ocultar el problema del agua: ahora se bombea y se tira directamente al drenaje por medio de tubos que pasan por debajo de la avenida.

Aztecas 2015, Pedregales

Pintas y proyecciones sobre avenida Aztecas. Fotografía: Jerónimo Díaz

Sumado a los conflictos por la imposición de la ZODES denominada «Ciudad del Futuro», el despilfarro de agua tiene a la población al borde del estallido. «Nos quieren matar de sed para sacarnos de aquí» —rumora la gente en el barrio. Los sectores organizados seguirán buscando opciones de diálogo con todas las instancias del gobierno de la Ciudad de México y esperan, el próximo lunes, la visita de una delegación de la Comisión Nacional del Agua. Sin embargo, la paciencia, como el agua, se agota.

Boletín de prensa
Foto: Comunidad Pedregales

A la mañana siguiente… Fotografía: Comunidad Pedregales por Ayotzinapa

Hay un comentario

  1. tere naranjo

    A las inmobiliarias nada las para, acaban con la vida comunitaria, las condiciones de vida empeoran, es alarmante el deterioro y el abuso constante. Aquí tenemos una prueba más.

¿Qué opinas?